Noticias

Denunciando mala praxis editorial.

Nextpress

El juego Diabolo de Reiner Knizia, un autor más que consagrado hoy en día, se publicó en Alemania por vez primera en 1999 por la editorial Klee.

En 2002 lo publicó de nuevo Adlung Spiele con el título de Express y con ilustraciones de Jürgen Martens, permaneciendo en su catálogo durante más de un década.

Express     Express

El año pasado el contrato entre Knizia y Adlung Spiele expiró y el juego dejó de ser producido.
Pero unos meses después Adlung publicó un nuevo juego, Nextpress, que parecía a primera vista una versión del anterior, tanto estéticamente como en sus reglas. Y el problema es que esto la editorial alemana lo ha hecho de espaldas al autor del juego original Reiner Knizia.

Nextpress

Este tipo de problemas, más típicos de mercados lúdicos en desarrollo, son muy poco comunes en el avanzado y formal mercado alemán de juegos.
La asociación de autores alemanes SAZ (que por cierto estrena nueva web, con sección en castellano) es una organización activa en defensa de los derechos de autor y tras estudiar el caso se ha posicionado públicamente al respecto:

NEXTPRESS de Karsten Adlung bajo acusación de plagio
En otoño de 2016, Adlung-Spiele publicó el juego NEXTPRESS con el nombre de autor "Karsten Adlung" (el propio editor) después de que la licencia del juego EXPRESS del bien conocido autor Dr. Reiner Knizia hubiese finlizado.
EXPRESS había sido pate del catálaogo de Adlung desde 2002.
Adlung-Spiele describe expresamente NEXTPRESS como un avance así como de "El Nuevo EXPRESS" - especificando a "Karsten Adlung" como el autor. La razón dada era el fin de la licencia de EXPRESS. La forma del título y su diseño gráfico subrayan la proximidad de ambos juegos. Las reglas son idénticas en algunos pasajes.
Una solicitud de cese y desista como aviso y la petición de los abogados del Dr. Reiner Knizia fue rechazada por el abogado de Karsten Adlung, sobre la base de un nivel creativo insuficiente de las reglas del juego [EXPRESS], En el contrato de licencia original entre Adlung-Spiele y Dr. Reiner Knizia, no obstante, la autoría del juego estaba claramente definida y a la finalización del contrato se establecía el retorno de los derechos al autor, incluyendo el título.
La evaluación legal del caso aún no ha isdo finalizada. Aún así la reputación de Adlung-Spiele va a sufrir un serio daño para los autoresde juegos. El riesgo de publicar un juego con esta editorial y que luego surjan problemas con una revisión de lo que el propio editor se declara autor, no debe ser desestimado en nuestra opinión.
La asociación de autores de juegos de mesa (SAZ) apoya a su miembro Dr. Reiner Knizia en sus esfuerzos por hacer valer sus derechos y condena firmemente lla actuación de Karsten Adlung.

SAZ

Si el tema acaba en los tribunales, la resolución pude tardar un largo plazo. Pero si Adlung no rectifica de inmediato, su prestigio va a quedar marcado ante sus competidores y socios editoriales en todo el mundo, ante los autores de juegos, y ante el público. Y eso es algo que en la industria alemana sí se paga.
Ni versión, ni continuación, ni homenaje; Nextpress es una copia que intenta aprovechar la fama de oro juego y el trabajo de otro autor.

Los juegos también tienen autores

¡Nos jugamos!

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras
EDITORIALES de JUEGOS colaboradoras