Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

Otros artículos

El arte de crear juegos.

Die Zeit

(Ilustración © Eva Revolver)

Martin Schlegel es autor de una cincuentena de juegos y ha sido entrevistado en el periódico alemán Die Zeit sobre el proceso creativo de los juegos de mesa, dentro de una serie de artículos titulada Wie es wirklich ist  (Como realmente es) dedicada a dar a conocer profesiones o procesos de creación artística.

Aqua Romana Cover Artwork     ¡Adiós Calavera! Cover Artwork

En Zeit Online: Wie es wirklich ist - Spiel (26 febrero 2020), por Daniel Kastner.

Hay dos tipos de diseñadores de juegos: los narradores primero eligen el tema y el lugar, y luego consideran cómo podría funcionar el juego.
Los mecánicos, entre los que me cuento, lo hacen al revés. Es como construir un motor sin saber si va a impulsar un coche o un avión. En mi ordenador hay más de 300 fragmentos de mecánicas de juegos, pero casi no hay temas.
Primero pruebo cada prototipo en círculos de juego donde se reúnen autores y también legos. O llevo un prototipo a una velada con amigos. A menudo eso es sólo la mecánica desnuda: una hoja de papel DIN A3 con círculos y líneas dibujadas; notas; dados y peones y piezas de juego. En los cajones de mi casa hay varios miles de meeples.
Lo que representan los círculos, las características de las figuras o el lugar donde se desarrolla el juego, sólo puede descubrirse con el tiempo. Muchas sugerencias vienen de los probadores. La fase de prueba nunca dura menos de un año.
Si a la gente le gusta la mecánica, me doy cuenta rápidamente. Si empiezan a hablar de fútbol en medio del juego o van al baño en intervalos cada vez más cortos, entonces el juego no es tan emocionante.
Especialmente al principio cambio la mecánica con furia, muchas ideas terminan en la papelera. Cuando llego a un callejón sin salida, lo que sucede a menudo, a veces dejo de lado un prototipo durante un cuarto de año. Más tarde, con las editoriales de juegos, los obstáculos son diferentes. Puede suceder que un editor traslade la historia de Sudáfrica a Sudamérica, elimine un elemento del juego por razones de coste o sugiera un nombre diferente para un juego. Eso no me molesta. Sólo cuando interfiere con la mecánica me pongo inquieto.
Un buen juego tiene reglas cortas y dura 90 minutos como máximo. Los jugadores no deben pensar en las reglas, sino en el siguiente movimiento -pero tampoco tanto como para que los demás se vayan a fumar mientras tanto. Si es necesario, tengo que dividir los movimientos.
Me gusta trabajar con varios arcos de tensión, pequeños y grandes éxitos durante la partida. Distribuyo alrededor del 70 por ciento de los puntos en las jugadas durante la partida, y con el 30% restante, los jugadores aún pueden dar vuelta a la partida al final.
Para evitar que siempre funcione de la misma manera, un juego necesita elementos aleatorios como dados, cartas de eventos o discos giratorios. A veces tengo que forzarme a incluir tales elementos. He estado jugando al Ajedrez desde que tenía ocho años, y algunos de mis compañeros dicen que se puede decir por mi forma de jugar: "Muy intelectual -un típico pesao".

Comenta al autor de juegos en redes sociales:

¡Ah, sí!, así es. Pero mucho más complicado en realidad.
Ese estilo de escritura [del periodista] me sorprendió un poco. Mis métodos para inventar juegos son más diferentes en realidad.
Pero tengo que decir que hablé con el periodista durante mucho tiempo y me sorprendió todo lo que él sabía. Se había preparado concienzudamente, lo que me pareció correcto, así pudimos hablar bien. Así que fue agradable.

Martin SchlegelMartin Schlegel

¡Nos jugamos!

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras