Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

Otros artículos
Brenda Brathwaite es una diseñadora de vídeojuegos que en 2009 ganó un premio a la innovación por su juego de mesa Train, sobre los trenes del holocausto cargados de personas hacia el exterminio por los nazis en tiempos de la II Guerra Mundial. Su idea es diseñar juegos de mesa que tratando algún evento trágico ayuden interactiva y emocionalmente a su comprensión.
 
Brenda Brathwaite

Brenda Brathwaite (12-10-1966) es, dados sus comienzos en 1981 con 15 años, ya una veterana del diseño de vídeojuegos, habiendo trabajado en distintas compañías y habiendo participado entre otros en  juegos electrónicos como Wizardry, Def Jam: Icon, Playboy: The Mansion, o en Dungeons & Dragons: Heroes.

Ha sido considerada una de las personas más influyentes del la industria del vídeojuego en 2007 y 2008 por diversos medios especializados, y en 2010 fue nombrada Woman of the Year por la revista Charisma+2.

Brenda Brathwaite

En 2008 su hija volvió del colegio con una pregunta: "¿Mamá, que es la esclavitud?" . Aquella situación le inspiró a comenzar una serie de juegos de mesa, no digitales, que ella denomina The Mechanic Is the Message, es decir: La mecánica es el mensaje.

Brenda Brathwaite
"He tenido la fortuna de hacer juegos durante toda mi vida."

Su primera creación fue The New World (El Nuevo Mundo, 2008), sobre la esclavitud en la colonización e invasión europea de América, seguido de Síochán leat (La paz sea contigo, 2009), sobre la emigración de muchas personas irlandesas, como sus propios antepasados familiares, hacia Estados Unidos en el siglo XIX y principios del XX.

Su tercer juego Train ganó en 2009 el premio Vanguard Award en la convención Indiecade (International Festival of Independent Games), por "romper los límites del diseño de juegos y mostrarnos lo que los juegos pueden hacer".

En el juego Train (Tren) debemos controlar y llenar de pasajeros unos vagones de tren que tienen destino en campos de concentración nazis. Los peones son de color amarillo como las etiquetas que las personas judías eran obligadas a llevar en su ropa.
El tablero es una ventana de cristales rotos, recuerdo de violencia.

Train
Train (2009). No está hecho para su venta.
Un juego artístico para explorar la complicidad de las personas en la partida.
Las reglas no son públicas, pero según la autora son deliberadamente ambiguas y con multitud de condiciones de victoria que ni siquiera todos los jugadores conocen en su totalidad.

Train Train

Train Train

En este vídeo de 2010 habla del proceso de diseño del cuarto juego de su serie, One Falls for Each of Us (Alguiien cae por cada uno de nosotros):

Haciendo un prototipo de la tragedia.
One Falls for Each of Us es un juego con 20.000 peones de madera, incienso y piezas de pieles.
Trata sobre la marcha trágica de los indios norteamericanos, en las sucesivas emigraciones forzosas del famoso Sendero de Lágrimas (Trail of Tears).
Charla en el Art History of Games Symposium, Febrero 2010.

 

Otros juegos de Brenda Brathwaite todavía en desarrollo son Mexican Kitchen Workers (Trabajadores mexicanos de cocina) o Cité Soleil (sobre la violencia en Haití).

Brenda nunca ha tenido intención de intentar la comercialización de sus juegos de mesa.

En una charla más reciente de finales de 2011, podemos escuchar  sus planteamientos generales, Gaming for understanding, jugando para entender:

Comunicación en la convención TEDxPhoenix (11-11-11)
 

 
 
¡Nos jugamos!
Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras