Otros artículos
Tomar las reglas de un juego, copiarlas, hacer algunos cambios estéticos y publicar otro juego es una práctica característica de países donde la cultura lúdica de los juegos de mesa está todavía en desarrollo.
 
Desi Chaat

En España lo creíamos superado, aunque siga habiendo casos esporádicos más o menos sonados.

Estas prácticas fueron algo habitual de forma extendida durante décadas en el mercado español de juegos de mesa (Flagios mediante, producidos no por una sino por muchas compañías diferentes). En los últimos tiempos la situación evidentemente ha ido mejorando en gran medida.

No significaba esto que aquellos juegos impostores fuesen a venderse mal o ser negocios fallidos, pues muchas de esas empresas de inspiración fácil han podido sobrevivir más que suficientemente durante años. Al fin y al cabo juegan más sobre seguro y con menos gastos de desarrollo que sus competidoras realmente innovadoras.

Pero noticias de juegos-copycat sí nos llegan todavía habitualmente desde países hispanohablantes americanos o desde estados orientales como Corea o China. Usualmente son países en desarrollo económico y con mercados en expansión. Como la India. Y aunque la noticia que nos ocupa tiene origen indio, extrañamente tiene lugar en los Estados Unidos de América.

Desi Chaat

En diversos medios de comunicación de la India (o dirigidos a la comunidad india del mundo), estos días se está dando publicidad a Priya Shah, una mujer que ha creado el juego de mesa Desi Chaat:

"Durante mi estancia en la Rutgers University, formé parte de varias asociaciones de personas del sur asiático. Mientras pensaba en nuevas actividades que interesasen a la población india me di cuente de que faltaban juegos específicos y me propuse arreglar eso. (...)

¡Espero que este juego sea un vehículo de educación, una vía para inspirar a los niños a mirar más allá de sus 4 paredes y un buen camino para hacer jugar juntas a las viaejas y las nuevas generaciones alrededor de la mesa!"
Desi Chaat

Sin embargo al leer los artículos se describe el funcionamiento del juego y se afirma claramente que la invención de Priya Shah se trata de una mera copia del juego Tabú (Taboo en su título en inglés), el famoso juego de mesa creado por Brian Hersch en 1989 y publicado en todo el mundo por Hasbro con una historia que acumula más de dos decenas de millones de unidades vendidas.

Hemos extraído las siguientes frases sobre el juego Desi Chaat de distintos artículos (por ejemplo aquí, ahí o allí):

Priya Shah sujeta una caja de Desi Chaat, un juego de tablero que se basa en el Taboo.

Cuando Shah jugaba al juego Taboo con sus padres, descubrió que no podían participar con plenitud porque ellos no conocían muchas de las palabras y terminología [occidental] como ella sí sabía.

Desi Chaat tiene mucho en común con Taboo.

Cada carta tiene una palabra escrita arriba, y se debe hacer adivinar a los demás la palabra en cuestión sin usar las palabras listadas bajo la palabra principal.

Llamado el Taboo Indio, el juego incorpora la cultura del sur asiático a un formato diferente.

(...) un juego de mesa que ella ha creado basado en el Taboo.
 
Desi Chaat
 
Desi Chaat
 
 
Desi Chaat
 
 
Desi Chaat
 
La propia Priya Shah, licenciada en economía y comunicación en la Universidad de Rutgers (New Jersey, USA), lo explica sin problemas; ha copiado el Tabú y adelante.
 
Ella es la fundadora y directora general de la empresa creada para vender el juego, Culturally Inclined Productions. Desi Chaat salió a la venta (con reglas en inglés pero vocabulario indio) a principios de 2014 con una tirada inicial de 1.500 unidades, vendiéndose desde New Jersey principalmente para la comunidad india de los USA.
 
Desi Chaat
 
 
En la página oficial de su compañía dice sobre Desi Chaat:
"¿Cómo podrías describir Cricket, sin usar las palabras deporte, carrera, juego o wicket?"

¡El juego estilo-Taboo para indios está aquí!

Mientras a la vez se anota a pie de página:

*We are not associated with Taboo or Hasbro*
[No estamos asociados con Tabú o Hasbro] 

Daría la impresión de que esta licenciada en economía no es consciente de inconveniente alguno en su política editorial, del hecho de que está copiando, o de que hasta usa el nombre de otro juego con el que no guarda relación alguna para darse publicidad.

 

Desi Chaat     Desi Chaat
Desi Chaat, también con aplicación electrónica. 
 

Lo que ha hecho Priya Shah es solamente adaptar el juego Tabú con palabras y referencias a la cultura de la India, ha rediseñado los componentes del juego y ha buscado un título diferente con dos palabras indias: "Desi" (en referencia a cualqueir persona de ascendencia india) y "Chaat" (mezcla, variedad de cosas). Su creación se trata solamente de una adaptación:

"El juego presenta una mezcla de palabras de diferentes regiones, comidas, estilos de danza y vestidos [de la India]"

Desi Chaat
Namaste, Kem Cho, Sat Sri Akal, Asalaam Alaikum, Vanakkam...

No nos imaginamos a los mismos medios informando tan alegremente sobre, por ejemplo, una novela india que copiase abiertamente y sin tapujos un famoso libro de éxito internacional.

Y es que situaciones así serían impensables ante películas o novelas de éxito (Copiar un argumento re-escribiéndo la misma historia con otras palabras sólo lo justo para soslayar posibles problemas judiciales), por citar otras obras de creación socialmente más reconocidas. Más allá de cuestiones legales, actuaciones aprovechadas de ese tipo encontarían un rechazo social y una denuncia de los medios de comunicación, que sin emabrgo se perdonan o ni siquiera se hacen evidentes cuando la obra maltratada es un juego de mesa. Esto indica una deficiente cultura social en lo referente a los juegos, sus autores y a las personas que los crean y producen.

 

Hacer una adaptación cultural del juego Tabú puede ser loable, pero el camino necesario para hacerlo es bien diferente a copiar sin más. Tabú ya ha sido publicado en muchos idiomas y en multitud de versiones. Existe uan persona que ya ideó ese juego y que como autor decidió editarlo con una compañía, en esta ocasión la multinacional Hasbro. Para poder publicar otra versión más de Tabú un camino correcto sería contactar con el autor y en su caso con la compañía que pudiera tener los derechos de publicación del juego (en tu país o en tu idioma), llegar a un acuerdo sobre los derechos y pagar lo convenido contractualmente, de forma que el autor original del juego también acabe recibiendo su justa recompensa por la explotación comercial de su creación.

Los juegos también tienen autores

 

El juego de Tabú puede ser una magnífica idea, pero es que ya la tuvo otra persona.

 

Desi Chaat

 

Y Desi Chaat no puede ser tampoco un homenaje.

 

¡Nos jugamos!

 

http://www.jugamostodos.org/images/stories/Juegos/JuegosEspana/Hasbro/tab%FA%20-%2002.jpg
Actual edición de Tabú en España.
 

 

P.D.: Como hemos criticado muchas veces, Hasbro prefiere dar visibilidad a su imagen de marca y (aunque cumple corectamente otras obligaciones) por lo general no acredita en portada a los autores de los juegos que publica todavía en la actualidad - lo que es un requisito de calidad imprescindible en la moderna edición de juegos de mesa. Además esconder al público que los juegos también tienen autores es contraproducente. Si Brian Hersch (creador de multitud de juegos de interacción social) como autor del Tabú fuese más reconocido, la idea de copiar su idea, la obra de una persona creadora, sería algo más improbable.
 
P.P.D.: No ocultamos que Desi Chaat puede recordar a un caso de actualidad en España sobre un juego mítico, con sus flagrantes diferencias y similitudes. En capítulos anteriores de ese culebrón:

 
[youtube:https://www.youtube.com/watch?v=k6dyU_ZtoQw]
Yo no lo llamo plagio, lo llamo HOMENAJE.
 
(VT 2X20 - TE HAS COPIADO DE.
Una serie de Rubén Ontiveros & Borja Pérez para vadejuegos.com)
 

 
Jugamos Tod@s

You have no rights to post comments

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras
EDITORIALES de JUEGOS colaboradoras