Otros artículos

Las copias falsas de juegos de mesa que provienen de Oriente comienzan a ser un importante negocio.

Dominion de Donald X. Vaccarino (Rio Grande) y una copia china.

Nos hacemos eco de un artículo en la web de la revista británica Tabletop Gaming: The counterfeit board games crisis: Is there a fake in your collection? (7 febrero 2018), por Matt Jarvis.

El reportaje comienza contando una anécdota de Steve Buckmaster, de Asmodee UK (antes Esdevium): Hace ocho meses comenzaron a escribirles distintas personas para pedir reposición de componentes defectuosos en el juego ¡Ticket to ride! (¡Aventutrreros al tren!) de Alan R. Moon, producción de Days of Wonder distribuida por Asmodee. Las quejas afectaban a cartas estropeadas, tableros que no permanecían planos, falta de piezas de trenes... La compañía fue enviando los componentes requeridos pero con el paso de un par de meses se acumularon las quejas y pensaron que algo había fallado en la producción de un juego de alta calidad como es cada juego de Days of Wonder.
No tardó en descubrir que el juego se vendía muy barato en ediciones piratas en diversas webs de compra on-line, incluso en Amazon, a través de diversas empresa o particulares. El juego se vendía como el auténtico y muchas personas lo estaban comprando pensando que así era. Pero la calidad estaba lejos del original:

"(...) ¡Ergh!, esto es una mal experiencia lúdica, porque al juego le faltan componentes, o las reglas no están bien (...)
Nos preocupan especialmente quienes sin saber nada de esto (...), gente que es mas nueva en el mundo del os juegos de mesa, pueden caer en esto."

Los juegos de mayor éxito comercial y componentes de fácil duplicación están siendo objeto de copias piratas en fábricas de China y otros países orientales y llegan a occidente mediante el comercio electrónico. Lo comenta Christian T. Petersen, director de Asmodee North America (antes Fantasy Flight Games): 

“Actualmente estamos enfrentándonos a una significativa competencia pirata procedente del Lejano Oriente y no importa lo que hagamos, es muy difícil d contener porque el comercio electrónico ha hecho posible vender más lejos y más fácilmente y es complicado averiguar donde se origina todo esto.
(...) Podemos hacer análisis de datos online y podemos comprara la evolución de ventas año tras año, y ver quienes están vendiendo el producto. Un producto como 7 wonders [de Antoine Bauza], solo por dar un ejemplo, puede estar afectado en más de un 60%"

Según Asmodee más de la mitad de los juegos de 7 wonders que se venden en inglés, hasta un escandaloso 60%,  son copias piratas fuera del control de la compañía y por tanto sin reportar beneficios a quienes han creado y producido el juego.
Otras compañías reconocen el problema pero por ahora no están tan afectadas, como Scott Tepper de Rio Gande:

“Todavía estamos investigando la importancia de las copias piratas de Dominion [de Donal X. Vaccarino] que han llegado al mercado USA. En comparación con nuestra ventas totales, el porcentaje es una pequeña proporción de nuestras ventas.
(...) Los auténticos Dominion y sus expansiones están hechos por nuestros socios fabricantes (...) Confiamos en su calidad y su fiabilidad para nuestros clientes. Por lo que hemos visto, las copias piratas tienen cartas más baratas e insertos de peor calidad que son más finos y se rompen con facilidad. (...) El mayor daño sería que estas copias piratas, sin los controles de calidad, puedan contener hasta elementos peligrosos que puedan dañar al consumidor. Por supuesto nosotros sí controlamos nuestros juegos."

Un directivo (que no se identifica) de Wizards of the Coast, empresa parte de la poderosa corporación Hasbro, cuenta:

“Wizards of the Coast lucha por ofrecer a sus fans la calidad mayor posible en su productos y sus experiencias de juego, así que nos tomamos muy en serio la piratería. Aunque no podemos comentar medidas especificas de anti-piratería, tácticas o investigaciones, si podemos decir que ocasionalmente conocemos pequeñas cantidad des de juegos piratas de Wizard of the Coast puestos en venta online. Cuando esto ocurre lo investigamos. Nuestro equipo de investigación (...) trabaja junto con la ley estatal, federal e internacional para identificar y detener la piratería."

Richard Lee es el director de Panda, una de las mayores fábricas especializada en juegos de mesa en China, que trabaja oficialmente para muchas editoriales de todo el mundo:;

“Se nos ha informado de que la piratería de juegos ha aumentado drásticamente en tiempos recientes. Creemos que ocurre como en cualquier industria creciente, una vez que hay suficiente demanda surge la piratería con un razonable beneficio, que monetizará ilegalmente esa demanda. La tecnología de escaneo e impresión ha mejorado mucho y se ha abaratado mucho, también, lo que lleva asociadas más actividades de piratería."
“Elevar la alerta en el público, denunciar a los vendedores de piratería y no apoyar productos ilegales son unas cuantas medidas con las que podemos combatir esta epidemia. Como los juegos se están volviendo productos más complejos y avanzados desde el punto de vista dela producción, también será más complicado para la piratería mantener el ritmo."

Se señala a Amazon y su política de aceptación de ventas de terceros como principal fuente del problema. Un representante de la compañía declara:

"Amazon prohíbe al venta de productos falsos y fraudulentos. Eliminamos los productos que violen nuestra política en cuento los detectamos y bloqueamos a quienes sean sospechosos de comportamientos ilegales, como la piratería. si un vendedor ofrece productos pirateados, podemos suspender o eliminar su cuenta de vendedor y destruir su inventario en nuestros almacenes sin más consecuencias. (...)"

eBay es otra plataforma donde se puede encontrar piratería en venta. Un portavoz de dicha empresa afirma:

“Las copias piratas son ilegales y no son bienvenidas en ningún sitio de eBay. eBay ha sido siempre la empresa de Internet líder en trabajar contra la venta de piratería. eBay lleva a cabo muchas iniciativas contra-piratería como el programa Verified Rights Owner (VeRO), y está continuamente introduciendo nuevas medidas para combatir el comercio global de productos piratas."

Pero en la práctica sí hay productos piratas a la venta, ya sea por pasar desaprecibidos o aprovechando el tiempo en que se tarda en verificar su autenticidad; o en plataformas que descuidan estos controles como AliExpress.

No cabe duda de que si el negocio de los juegos de mesa va a seguir creciendo mundialmente en los próximos años. Las medidas contra la piratería deben incluir buenas prácticas de editores y vendedores en el trato al cliente (tanto en la compra como en los servicios post-venta), así como ofrecer una alta calidad en sus productos y continuar apoyándolos tras su lanzamiento (con actividades, demostraciones, torneos, etc.) para aportar valor añadido significante.
El problema por ahora afecta al mercado de juegos en inglés, las ediciones en castellano todavía no son presa de los piratas a gran escala - Hay que destacar que en un mercado muy importante como el alemán la piratería es inexistente. En España no obstante hemos tenido flagios a la venta hasta hace relativamente muy poco tiempo, y asuntos como el del apócrifo HQ25 de Gamezone son todavía posibles por desgracia.
Si queremos un panorama de juegos de mesa sano y en crecimiento sostenible, necesitamos autores capaces de crear, editores con buenas producciones y también un público consumidor concienciado - Una mayor cultura lúdica en la sociedad, al fin ya al cabo.

    
Splendor de Marc André (Space Copwboys - Asmodee) y una copia pirata china, The stone merchant.

¡Nos jugamos!

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras
EDITORIALES de JUEGOS colaboradoras