Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

Otros artículos

Hallazgo de un juego de hace 4000 años.

58 agujeros

Los restos arqueológicos están tallados en una roca en el parque natural Gobustan de Azerbaiyán y ha sido el arqueólogo Walter Crist, del American Museum of Natural History de New York quien los ha identificado como un tablero del juego de los 58 agujeros, o Hounds and Jackals (Perros y chacales) como lo bautizó el famoso arqueólogo Howard Carter cuando encontró un juego en magnífico estado de conservación en una tumba egipcia.

El descubrimiento de Carter, en el Metropolitan Museum of Art (New York).

La roca grabada con agujeros se conocía desde hace tiempo y estaba datada, pero no se había identificado como un juego. Walter Crist, especialista en juegos de al antigüedad, la visitó el año pasado y ha presentado sus conclusiones en un reciente congreso científico, American Schools of Oriental Research. Según su criterio no hay duda de que se trata de un tablero del juego 58 agujeros, por "sus dos filas de agujeros en el medio y por el arco de agujeros alrededor, donde siempre están señalados de alguna manera los agujeros 10º, 15º y 20º (...) Y por el agujero superior que es más grande que los demás y que se piensa que era un objetivo final del juego."
En esa roca de Azerbaiyán debían jugar pastores nómadas hace 4.000 años - Es por tanto uno de los restos arqueológicos de un juego más antiguos.

58 agujeros

El nombre original del juego y sus reglas se desconocen en la actualidad, aunque por sus componentes debe estar emparentado con antecesores del actual Backgammon y otros juegos con puntos en común como el Juego Real de Ur (de hace más de 4500 años), Mehen (de hace 5000 años), o el Senet (de hace más de 5100 años, el juego más antiguo del que se tiene conocimiento),.

58 agujeros(Fotos: Walter Crist/Gobustan @ LiveScience)


¡Nos jugamos!

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras