Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

Otros artículos

 

Las plataformas de financiación colectiva son una herramienta de edición de juegos de mesa plenamente implantada.

Kickstarter

Los juegos de mesa de todo tipo son un negocio en alza a nivel global. Nuevas formas de edición van surgiendo al son de la tecnología y la web Kickstaster, con sede en USA y con subplataformas en varios países, es la principal vía de financiación mediante precompras o mecenazgos de juegos de mesa internacionales en la actualidad.
En España existe una sección de Kickstarter, además de otras plataformas, siendo Verkami la que mayor foco atrae respecto los juegos de mesa.
En Kickstarter en 2018 hubo 3.301 proyectos de juegos (de mesa y de rol), por un total de 27'23 millones $ (la media es de 70.603'33 $). Es un incremento del 9'8% respecto 2017 (Vía Polygon).

Las plataformas de mecenazgo son usadas hoy en día por editoriales de juegos de mesa de todo tipo, desde nuevas o pequeñas editoriales hasta grandes empresas del sector lúdico. Son útiles para presentar proyectos de todo tipo, lo que en un extremo puede llevar a productos de calidad escasa y reprobable legitimidad -Hemos ido señalando algunos notables casos (HQ25 mediante).
Otro reciente ejemplo que ha encontrado repercusión en ciertos medios de comunicación es el producto Girth Who?, presentado en Kickstarter por Evan Estes. El juego usa imágenes de penes disfrazados (al estilo caricaturesco de la serie South Park de Trey Parker & Matt Stone) y ese toque sexual es lo que ha hecho que la cosa tenga cierta repercusión. No obstante en las informaciones no se incide en que el producto es una copia no autorizada del clásico juego ¿Quien es quién? (Guess who?) de Theo & Ora Coster, quienes ni han dado permiso (ni sus herederos), ni participan en modo alguno. En este caso la parodia solo es una copia.
Al menos no ha obtenido la financiación que solicitaba.

Girth who?

Kickstarter da cabida en principio a casi cualquier proyecto y solo interviene cuando hay indicios de problemas legales o quejas formales de alguna tercera parte implicada. Cuando la legitimidad del juego es dudosa, es una copia, o cuando el producto no es más que un flagio, los autores de los juegos originales quedan desprotegidos -Algo que tal vez se vaya remediando legislativamente con el avance en importancia de la economía del mercado global de juegos.

Las plataformas de prefinanciación también contribuyen a un sector del mercado basado en la expectación (hype) por la siguiente novedad.
El editor de Portal Games, el también autor Ignacy Trzewiczek, reflexionaba hace unos días en un artículo titulado One print era (La era de tirada única):

Las editoriales de juegos no hacen reimpresiones. Vivimos en una época de una tirada. Imprimir y olvidar. Tuve una conversación devastadora en 2017 cuando estuve atascado en el aeropuerto por unas horas y por suerte me encontré con uno de mis amigos editores. Hablamos de la industria durante mucho tiempo esa tarde. Mencionó un juego que lanzaron (...) y tuvo una salida épica y le dieron un gran bombo. ¡Fue un éxito! Inmediatamente decidieron hacer una reimpresión. Son 8 semanas para volver a fabricar un juego, son 8 semanas para el viaje desde China, son unas 2-4 semanas para ponerlo de nuevo en distribución. Cuando llegó la reimpresión ya nadie estaba interesado en el juego. Los ojos y la atención se habían movido a la siguiente novedad. La compañía de mi amigo -después de un gran éxito con la primera edición del juego- terminó con un almacén lleno de la segunda tirada que nadie quería ahora. Perdieron un montón de dinero.

La gran época para los juegos de mesa que estamos viviendo está comenzando a dar otro paso, convertirse en un negocio económicamente importante.
Cosas veremos y sucesos ocurrirán.
Los juegos permanecerán y nosotros con ellos.

¡Nos jugamos!

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras