Spanish Gaming Tales

Spanish Gaming TaleGame Eggs Hughs

Image

 Huevos Abrazos Juegos

¿Alguna vez has visto al público de una partida de un juego de mesa, tan emocionado, tan involucrado, que la gente comienza a abrazarse aún sin conocerse?

(Yhablo de juegos de mesa, no de fútbol)

Bueno, yo lo he vivido. Puede que tengas experiencias parecidas, pero sobre eso va este cuento: Huevos Abrazos Juegos.

¿Bailas?

- El lugar:
El Salón de Artesonado, en el Palacio de la Merced de Córdoba, espacio principal del II Encuentro Nacional de Juegos de Mesa

- El momento:
Sábado 14 de Octubre de 2996 - 12:00 del mediodía.

- La gente:
Un autor de juegos, árbitros organizadores, gente jugona y público en general. 

- El cuento:

Érase una vez, una caja de huevos.

¿Conoces el juego Danza del huevo (Dancing Eggs / Eiertanz)? Seguramente sí, pero escribo de todas formas unas líneas sobre él: Es un juego loco y divertido diseñado por Roberto Fraga, en le que tienes que conseguir unos huevos amarillos de plástico y sujetarlos con diversas partes de tu cuerpo sin usar las manos. Se ha publicado supuestamente como juego infantil, y pero también puede ser disfrutado por personas mucho más mayores... En tu turno, lo primero es tirar el dado de acción, que muestra seis diferentes iconos sobre qué se debe hacer para conseguir un huevo. La persona que realiza la acción más rápido y correctamente, gana un huevo. Entonces, debe tirar el dado-de-cuerpo que indica en qué parte del cuerpo debe ponerse y sujetar el huevo que ha ganado. Cuando alguien deja caer un huevo, la partida finaliza y la victoria es para la persona que más huevos tenga en ese momento. Nos encanta el juego, la gente se divierte mucho jugando, así que organizamos un gran torneo.

Danza del Huevo

Roberto Fraga, el autor del juego, estaría en Córdoba con nosotros. Él y su encantadora mujer Flo, eran nuestros invitados internacionales venidos desde Francia. Aquella mañana en concreto, se la pasarían viendo a la gente disfrutar del juego de la Danza del Huevo de Roberto. Los premios del Torneo, por supuesto, eran más juegos de Roberto.

Teníamos al autor del juego, teníamos la edición en castellano del juego recién editada por Haba, teníamos a gente dispuesta, así que teníamos montado nuestro  1er. Torneo Universal de la Danza del Huevo.

Nos gusta jugar a este juego con música clásica de ambiente (¡Te lo recomendamos!). Se crea un divertido contraste entre la música y el fluir alocado y las risas del juego. En esta ocasión, La donna è mobile, la conocida aria de Rigolleto de Verdi estaba sonando en el salón. – Por favor, intenta seguir leyendo lo que sigue con esa música en tu cabeza... (O si la tienes disponible, ponla a sonar)

La donna è mobile…

Roberto Fraga daba comienzo a cada ronda del campeonato disparando al aire un dardo de plástico con una pistola de otro de sus juegos, Squad Seven. Nosotros como organizadores, éramos los árbitros de las partidas, con la misión añadida de dar ambiente (¡Vamos, tú puedes, a por tu huevo!).

…qual piuma al vento…

¡Cocorocó! ¡Kikirikí! – Gritos y risas por todas partes.

Seis mesas con juegos simultáneos, con una veintena larga de personas jugando provenientes de distintas ciudades. Todos los asistentes eran muy buenos jugadores, pero sólo una persona podría obtener la victoria final.

 

1er. Torneo Universal Danza del Huevo Córdoba 2006

 

En el Salón había más gente jugando a otros juegos, pero otra gente permanecía atenta al Torneo mirando las divertidas partidas de Danza del Huevo como público. Al pasar el tiempo, más gente dejaba sus partidas aparcadas y se ponía a observar a esos locos jugando en extrañas posturas para sujetar los huevos. Cuando el dado de acción lo mandaba, había que levantarse y dar la vuelta a la mesa - sin dejar caer ningún huevo, el espectáculo es hilarante.

1er. Torneo Universal Danza del Huevo Córdoba 2006

…la donna è mobile…

Durante un par de horas, hubo Danza de Huevos. Tras cada partida, los participantes ganaban puntos y se cambiaban de mesa para enfrentarse a otros contrincantes. Finalmente, las cuatro mejores personas de aquella mañana llegaron a la final, que estaba lista para comenzar.

El favorito según todas las apuestas (al principio del día) había quedado fuera de la final, perdiendo todas y cada una de las partidas que había jugado... Se había preparado bien, pero era un caso de venciemiento ante la presión del favorito.

 

1er. Torneo Universal Danza del Huevo Córdoba 2006

 

En la final teníamos a cuatro tipos dispuestos. Roberto disparó la pistola al aire. Nuestros cuatro valientes, después de casi un par de horas danzando, ya estaban otra vez corriendo, cogiendo huevos, lanzando dados... La final había comenzado.

…qual piuma al vento…

El público eligió pronto a su nuevo favorito: Él podía tener huevos en sus brazos o entre sus rodillas, pero eso no importaba, lo importante es que tenía ya tres huevos en su cuello... Podía parecer que la partida acabaría pronto (¡demasiados huevos en un difícil lugar!), pero no podíamos imaginar que eso era sólo el principio... Se llamaba Jorge, y había llegado a la final tras ganar todas sus partidas esa mañana - Puede que fuese la primera vez que jugaba al juego, pero eso no importa ahora.

 

http://farm2.static.flickr.com/1141/953165880_4afde4b7bc.jpg

 

Nuestro héroe, Jorge, es un tipo grande. Juega tranquilo pero seguro. Incluso consigue levantarse de la silla y rodear la mesa con su cuello lleno de huevos cuando los dados lo ordenan...

¡Cocoricó! ¡Kikirikí! - Jorge gana otro huevo. Tira el dado-de-cuerpo... Y el dado indica que debe colocárselo en el cuello bajo la barbilla, otra vez, ¡increíble!

Jorge tenía  huevos en ambos lados de su cuello y también bajo su barbilla... Y sin que nadie sepa cómo exactamente, consigue ponerse otro huevo más bajo su barbilla... ¡cuatro huevos en el cuello! (Sí, ¡era la primera vez que veía algo así!)

1er. Torneo Universal Danza del Huevo Córdoba 2006

Como es fácil imaginarse, el público estaba cada vez más entusiasta con la proeza. La emoción aumentaba con el paso de los minutos y Jorge mantenía los huevos amarillos en su cuello, con el sudor por el esfuerzo resbalándole por la frente.

La partida final proseguía. Los cuatro jugadores tenían huevos en su cuerpo. Había más público atento eal desenlace, prácticamente nadie estaba jugando en la sala aparte de aquella partida final, todo el mundo estaba hipnotizado por aquel espectáculo de huevos y cuello.

¡Cocoricó! ¡Kikirikí! - Jorge ganó otro huevo. ¡Aplausos para él!

Parte del público comenzó a corear, no sin una pizca de crueldad: _Cuello, cuello cuello…!. Pero sin duda era divertido.

…la donna è mobile…

Jorge lanza el dado-de-cuerpo, y por quinta vez para él, el dado muestra “Cuello”.

 

1er. Torneo Universal Danza del Huevo Córdoba 2006
¿Cuántos huevos tienes en el cuello ahora?

 

Tiene demasiados huevos en el cuello, tiene hasta el huevo especial de madera, más doloroso de sujetar, pero que vale doble al final de la partida.  No puede moverse lo más mínimo para no tirar algún huevo.

…qual piuma al vento…

Continúa la partida, es el turno de otro jugador... El dado de acción, indica que hay que lanzar un huevo - uno de los huevos de plástico se arroja desde un meto de altura sobre la mesa, y una vez que golpee su superficie, quien lo atrape se lo queda. Jorge, nuestro sufrido héroe, está tranquilo. Tiene el favor del público. Tiene tantos huevos en el cuello, que es imposible que se plantee conseguir más. Sencillamente permanece sentado con alsmanos sobre su pecho concentrado en no dejar caer ninguno.

…la donna è mobile…

Pero los otros tres jugadores están listos. Se deja caer el huevo, está cayendo... los jugadores lo miran... golpea la mesa... y rebota directamente en dirección a Jorge y le cae en el pecho entre sus manos.

¡Carcajadas entre el público! A nuestro héroe casi se le cae un huevo, pero consigue rehacerse y retenerlos todos. 

…qual piuma al vento…

El público aplaude y vitorea. Y poco a poco, un murmullo se va imponiendo, hasta convertirse en una voz conjunta _Cuello, cuello, cuello…

_Cuello, cuello, cuello… - Y mientras la gente corea esas místicas palabras como preparando un sacrificio, Jorge consigue con algo de dificultad tirar el dado-de-cuerpo...

Cuello!, ¡cuello!, ¡cuello!…

…la donna è mobile…

El dado rueda por la mesa...

…qual piuma al vento…

Cuello!, ¡cuello!, ¡cuello!…

…muta d’ acento…

Cuello!, ¡cuello!, ¡cuello!…

…e di pensier…

El dado se detiene...

Y, como probablemente deseabas, por sexta vez consecutiva el dado mostraba: CUELLO.

_ ¡CUELLOOOOOOOOOOOOO…!

…e di pensier…

¿Increíble? Nadie podía creerlo. Y ese fue el mágico momento lúdico. La gente estaba contenta, riendo, saltando, abrazándose unos a otros, gritando: ¡Cueloooooo, bien, oh, viva, yuhu! - Otro huevo para el cuello de nuestro favorito, gol de nuestro equipo y además el Sol brillaba. Gran instante. ¡Pura diversión! (Lo siento, no tengo fotos de ese momento, estaba ocupado)

… e di pensieeeeeeeeeeeer!

Pero el show debía continuar: Jorge tenía el nuevo huevo en sus manos, y de alguna manera consigue ponérselo bajo el cuello, sin tirar ninguno de los otros... ¿Imposible? Yo dirá que sí, pero nuestro hombre está inspirado – Tiene seis huevos amarillos en su cuello, y como una tortuga gigante baja la cabeza metiéndola entre los hombros intentado sujetarlos todos. cinco huevos de plástico y el molesto huevo de madera también... ¡SEIS huevos en su cuello!

…la donna è mobile…

La partida dura un poco más, mientras Jorge sólo intenta sobrevivir, la gente alrededor lo jalea y da ánimos. Y Rigolleto continúa sonando

…qual piuma al vento…

 

1er. Torneo Universal Danza del Huevo Córdoba 2006

 

¡Cocoricó! ¡Kikirikí! - Los otros jugadores deben arriesgar para conseguir más huevos y ganar la partida. En esos momentos, Jorge estaba llegando al límite, un huevo comienza a resbalar, tiene que levantar su brazo ligeramente para impedir que caiga, su postura es todavía más forzada... Puede que en aplicación rigurosa de las reglas del juego eso no sea válido, pero en aquel momento nadie lo discutió. Y cuando todo parecía perdido para Jorge, otro jugador dejó caer un huevo de sus brazos, y la partida finalizó.

 

 

1er. Torneo Universal Danza del Huevo Córdoba 2006

 

Por supuesto, hubo un conteo final de huevos, aunque estaba claro que Jorge - solamente con los que tenía en su cuello - había ganado. El público coreaba: _“Uno, dos, tres...” con cada huevo que salía de aquel cuello. Tras el quinto, el propio Jorge se detiene sorprendido, aún le quedaba otro: _“¡¡SEIS!!

 

1er. Torneo Universal Danza del Huevo Córdoba 2006

 

El hombre con más huevos en el cuello de la historia de la humanidad, se convirtió en el  1er Campeón Universal de Danza del Huevo.

…la donna è mobile…

Aplausos y risas generalizadas. Había sido una final emocionante y bien jugada por los cuatro participantes, para finalizar un torneo muy divertido jugado por mucha buena gente.

 

1er. Torneo Universal Danza del Huevo Córdoba 2006

 

Los aplausos ahora son para el campeón. Muy contento, nos dice: _Y nunca había ganado algo así antes en mi vida. - Seguro que no. Jorge está muy contento, su mujer está muy contenta, todo le público le agradece el espectáculo satisfecho. Ha ganado, y nos encanta. Merece su título de Campeón Universal sin duda alguna (por seis razones por lo menos)

…qual piuma al vento…

Por último teníamos premios para el campeón, para los finalistas, para el resto de participantes, para el jugador que ha perdido todas las partidas (recuerda, era el favorito al principio del día). Y Roberto Fraga estaba allí, muy simpático, para entregar los premio y firmarlos como autor de los juegos que es. 

 

1er. Torneo Universal Danza del Huevo Córdoba 2006

 

Éste es el cuento: la historia de como el cuello de Jorge fue coronado y de como el público de una partida de un juego de mesa puede llegar a abrazarse de alegría. 

Al final, cuando todo había acabado, Roberto Fraga pronunció las últimas palabras:  _Estáis más locos aquí que en Francia.

Abrazos para tod@s, ¡nos jugamos!

(La donna è mobile…)

Gracias a Jorge, Roberto y todas las personas que ayudaron y jugaron tan bien.

Gracias a Juan por la idea, y gracias Jayne.

Nota: Este Torneo Universal pudo realizarse gracia a la ayuda de nuestros amigos de Crash Comics. Hace poco perdimos a uno de ellos, ¡nos jugamos Sergio!
 
 


Spanish Gaming TaleGame Eggs Hughs

Columna aparecida originalmente en

Boardgamenews

 
 
JugamosTod@s

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras
EDITORIALES de JUEGOS colaboradoras