Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

En los medios
En el diario EL PAÍS se habla del Ajedez en las escuelas.

 

Es una información de Pilar Álvarez en Madrid:

 

Aprobado en ajedrez

Un grupo de profesores madrileños impulsa este deporte, que la UE avala por sus beneficios pedagógicos, como asignatura

Pilar Álvarez - Madrid -  1 Mayo 2012

Aprobado en ajedrez
Alumnos en clase de ajedrez en el colegio Mirabal. / CARLOS ROSILLO

 

El primer día de clase, frente al grupo de chicos de ocho años, José Ángel López de Turiso arranca con la leyenda del rey indio. Hace más de 2.000 años, cuenta, el rey mandó a su hijo a la guerra. Y murió. Se quedó triste como la noche. Nadie conseguía quitarle la pena. Los súbditos organizaron un torneo de juegos y un sabio apareció con el que debió ser el primer ajedrez de la historia.

El rey quedó encandilado con el juego. Y aprendió una lección: “Ningún monarca avanza sin sus súbditos”. Durante el siguiente mes de clase, el profesor de ajedrez, entretiene a los alumnos solo con los movimientos de los peones, siempre hacia adelante.

En el colegio privado Mirabal (Boadilla del Monte), este docente imparte clases de ajedrez desde 1995. Su asignatura es alternativa a la clase de música, parte del programa de deporte o materia para los que no quieren dar religión. Enseña una hora a la semana a los estudiantes de 3º a 6º de Primaria, de ocho a 12 años. Es el modelo a seguir para la maestra Pilar San Miguel, que lleva más de un año buscando opciones para que le imiten otros colegios de Madrid.

La docente quiere conseguir que se convierta en una asignatura ahora que la Consejería de Educación ha abierto el 35% del currículo escolar a las materias que decidan los centros. Pero no le gustaría que se convierta en una maría. “Se trata de que se imparta como una materia obligatoria”, pide la docente, totalmente entusiasmada con su plan.

El primer paso fue organizar un torneo de escolares con la FSIE (Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza) de Madrid. El pasado 26 de abril participaron 50 alumnos de entre seis y 12 años. El periodista deportivo Leontxo García, conferenciante y comentarista de ajedrez, fue el maestro de ceremonias y el encargado de explicar las ventajas pedagógicas que esta materia puede llevar a las aulas. “Quienes juegan al ajedrez con frecuencia, van mejor en lengua y en matemáticas”, asegura. “Se trata de interpretar signos y sacar conclusiones, como ocurre con la lectura”.

El Parlamento Europeo aprobó el 13 de marzo una resolución a favor de incluir este deporte en las escuelas. “Sea cual sea la edad del niño, el ajedrez puede mejorar su concentración, paciencia y persistencia; y puede ayudarle a desarrollar el sentido de la creatividad, la intuición, la memoria y las competencias”, dice la declaración. El Senado español impulsó con poco éxito una iniciativa similar en 1995, en la que señalaba que el ajedrez enseña a pensar. Según García, hay unos 50 centros en toda España que lo imparten como asignatura obligatoria y otro millar que lo ofrecen como extraescolar.

Tras más de tres lustros de clase, López de Turiso destaca que el ajedrez en las aulas “tiene un gran paralelismo con la vida”. “El alumno aprende a tomar decisiones, si se equivoca la consecuencia es negativa; si acierta, ocurren cosas buenas”. Uno de los problemas, resalta, es que en la mayoria de sus clases no evalúa a los estudiantes. “Si no pones nota, el que no tiene interés se descuelga”. En Educación Física, reserva el 20% de la nota final a los resultados en el ajedrez, con exámenes que van desde el conocimiento teórico al desarrollo de tácticas.

Tras el primer torneo, la FSIE quiere formar a los profesores con cursos específicos que les permitan después dar un mínimo de dos horas semanales de clase. Solo la Universidad de Huelva ofrece cursos de posgrado de ajedrez para licenciados. Según Leontxo García, bastaría con 20 horas “o 20 partidas” para disfrutarlo y empezar a impartirlo. La idea de San Miguel va un poco más allá: 60 horas para diseñar también “cómo se transmite y cómo se programa el contenido”.

García anima a los profesores y a los alumnos. Destaca que no es un deporte “ni para aburridos ni para listos”. Y lo compara con el atletismo: “No puedes ser un profesional de la maratón si tu capacidad pulmonar es baja, pero puedes disfrutar corriendo”.


 

A mediados de marzo pasado el Parlamento Europeo aprobóel programa "Ajedrez en la Escuela".

Ajedrez en la Escuela

 

 

¡Nos jugamos!

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras