Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

En los medios
Guy Debord, filósofo fundador en 1957 de la Internacional Situacionista y que durante el Mayo de 1968, invitaba sus alumnos a escribir en los muros de las calles de París: "Abolimos el copyright", ideó un juego de mesa llamado Kriegspiel o Le Jeu de la Guerre - El Juego de la Guerra.
 
Kriegspiel

Ahora, su viuda Alice Becker-Ho se enfrenta contra Alexander Galloway, miembro fundador de la Radical Software Group (RSG) y profesor de Cultura y Comunicación en la New York University, autor de una versión electrónica gratuita de Kriegspiel junto con un taller de alumnos... ¡por los derechos del juego! (paradójicamente).
 
Kriegspiel
La versión digital del RSG.

 

El Kriegspiel digital  forma parte de una exposición en el Study of Architecture de la Columbia University junto uno de los tableros originales para el juego que realizó Debord en plata y cobre con un artesano parisino.

Guy Debord inventó el juego en los 1950s, y patentó sus reglas en 1965 (antes de renegar de las leyes de propiedad intelectual, como proclamó en el 68). Se sentía fascinado por las guerras, y llegó a escribir que su juego encerraba todos los conflictos, una perfecta abstracción de cualquier combate y batalla.

El Kriegspiel se juega sobre un tablero de 20x25 casillas, dividido en dos terrritorios simétricos para cada contendiente, con unas montañas y algunos edificios ya situados al comienzo de la partida. Los ejércitos tiene piezas de infantería, caballería, artillería, abanderados...

Tras la revolución del Mayo del 1968 parisino, Debord y su mujer, Alice Becker-Ho, se retiraron a una  villa rural. Debord no ceso de estudiar su juego, considerándolo su gran proyecto personal. Entabló amistad con Gérard Lebovici, y en 1977 fundaron la Society of Strategic and Historical Games, publicando las reglas del Kriegspiel. Llegaron a fabricar media decena de tableros con sus piezas, realizados en plata y cobre. El libro de reglas se ha editado en varias ocasiones desde entonces en forma de libro o de fanzine (1987, 2006, etc...) con escasa repercusión, más allá de algunos homenajes anarquistas en Internet.

Le Jeu de la Guerre

Para Guy Debord, Kriegspiel no era sólo un juego, era también una guía sobre cómo la gente debía vivir sus vidas en la era del capitalismo fordiano (los años del mandato de Henry Ford en los USA, con su intento de presentar un capitalismo más amable). Los activistas revolucioanrios podrían aprender con el juego como luchar y vencer a los opresores de la Sociedad del Espectáculo (es el título de un libro de Debord publicado en 1967 en el que se define la sociedad actual como basada en la sustitucion de la relaciones sociales por el consumismo).

Kriegspiel 
La más reciente versión en ingles, de 2007.

Debord escribía sobre su propio juego:

"Conseguí, hace mucho tiempo, presentar las bases de la guerra en un juego de tablero bastante simple. Las sorpresas que depara este Kriegspiel parecen inagotables; y me temo que puede ser la única de mis creaciones a la que alguien reconocerá cierto valor en el futuro."

Le Jeu de la Guerre

"Este Kriegspiel, o war game (juego de guerra), lleva al tablero las operaciones de dos ejércitos de igual fuerza, cada uno persiguiendo, mediante sus maniobras, la destrucción de su adversario. Cada ejérctio está obligado al mismo tiempo a proteger, dentro del territotiro que controla, los recursos necesarios para sus campañas y a mantener sus líneas de comunicación abiertas."

 

Kriegspiel
El juego en plata y cobre.

Nunca hemos jugado a Kriegspiel, y no sabemos si las opiniones tan favorables de su propio autor están fundadas... Kriegspiel no ha tenido una especial relevancia en la historia de los juegos de mesa, y si ha sido rescatado ha sido por la gente de RSG, los actuales demandados por su creación electrónica - un grupo de software libre que eligió el juego de un pensador como Guy Debord, por afinidad política e intelectual. Alexander Galloway, fundador del RSG, siempre ha mostrado un especial cariño y admiración por la obra de Debord.

Kriegspiel

Gracias precisamente al grupo RSG podemos conocer LAS REGLAS DEL KRIEGSPIEL. En su web se puede acceder a más información sobre el juego y descargar, la ahora denunciada, versión digital, con una sección de ayuda de juego también recomendable (todo ello en inglés). Incluso presentan unos recortables en .pdf, para fabricarse las piezas de juego en papel y poder jugar de verdad en un tablero.

Kriegspiel             Kriegspiel
Piezas recortables para montar.

Debord murió en 1994, y ahora, cuando el grupo RSG de software libre lleva años desarrollando una versión electróncia del Kriegspiel, cuando un tablero real del juego y una pantalla con la versión virtual comparten vitrina en una exposición, Alice Becker-Ho, viuda de Debord, plantea un problema precisamente de copyright...

 

 

Kriegspiel
Alice Becker-Ho y Guy Debord juegan en 1977
(Foto: Jeanne Cornet, Atlas Press).

 

La noticia se puede leer en EL PAÍS (R. Bosco / S. Caldana, 29/05/2008):

La viuda de Debord defiende el 'copyright' del filósofo

El acusado Alex Galloway tiene un proyecto para Internet inspirado en el juego que el autor de 'La sociedad del espectáculo' creó en 1978

Paradojas de la vida: un artista y profesor ha sido acusado de infringir el copyright de un hombre que pintó en Mayo del 68 Abolimos el copyright.

Los protagonistas de la historia son, por un lado, el artista Alexander Galloway, miembro fundador de Radical Software Group (RSG) y profesor de Cultura y Comunicación en la New York University, y por el otro, Alice Becker-Ho, viuda del filósofo francés Guy Debord, fundador en 1957 de la Internacional Situacionista.

Debord, un apasionado estudioso de las estrategias de guerra, en 1977 concibió y fabricó junto con un artesano parisino, un juego de mesa para dos personas, parecido al ajedrez, inspirado en las teorías militares de Carl von Clausewitz y las campañas europeas de Napoleón, cuyo objetivo es arrinconar el contrincante y destruir sus piezas.

Actualmente, uno de los tableros de Debord en plata y cobre se exhibe en el Buell Center for the Study of Architecture de la Columbia University, junto a la versión digital que Galloway realizó en el marco de un taller con sus estudiantes.

Ambos juegos se denominan Kriegspiel, el nombre alemán que en el siglo XVIII se utilizaba para definir genéricamente los juegos de estrategia bélica.

El artista nunca negó la fuente de su inspiración; por el contrario, todo el proyecto, que está plagado de referencias al juego original, se concibió como una suerte de homenaje al pensador que, durante el Mayo de 1968, invitaba sus alumnos a escribir en los muros de las calles de París, Abolimos el copyright.

"El juego forma parte de una investigación académica sobre el antagonismo simulado y real en los juegos para ordenador, así como de un estudio sobre la obra de Debord", explica Galloway, quien se dio a conocer con el Carnivore Project, un proyecto basado en el software homónimo, creado por el FBI para interceptar comunicaciones en la Red.

Fuera de Internet

A pesar de que el célebre filósofo marxista, fallecido en 1994, dejó bien claro a lo largo de toda su vida su rechazo al copyright, parece que su viuda no es de la misma opinión. Por ello ha hecho llegar a Galloway y a su Universidad, un documento legal en el que amenaza con acciones legales más contundentes si el juego no se quita inmediatamente de Internet.

Sin embargo, el artista está convencido de no haber infringido ninguna ley. "No he violado ninguna propiedad intelectual, entre otras cosas porque en la legislación americana se afirma sin ambigüedades que las reglas genéricas de un juego no están sometidas a copyright", asegura.

También Wendy Seltzer, del Berkman Center for Internet & Society de la Universidad de Harvard, es de la misma opinión y considera: "los herederos de Debord tuvieron una reacción exagerada".

Quizá tenga algo que ver con esto el hecho de que el ensayo Le Jeu de la Guerre, que el filósofo y su mujer escribieron juntos en 1987, con motivo de la producción comercial de una versión en cartón del juego, se publicara en inglés el año pasado, acompañado de un tablero, en el que los lectores pueden poner en práctica no sólo las reglas originales establecidas por Debord, sino también las estrategias que propone en el libro.

"He intentado reinterpretar el juego con relación al panorama contemporáneo, pero manteniéndolo fiel al pensamiento original de su autor", dice Galloway.

"Por ello, ya que Debord lo concibió como una herramienta para aprender a pensar de forma estratégica en contra de un adversario, también en la versión digital se puede jugar sólo con un oponente real y no en contra del ordenador", concluye Galloway.

Vía: EL PAÍS

Kriegspiel
Situación inicial. 

 

La noticia aparece curiosamente en al sección de Arte del periódico - ojalá así fueran siempre considerados los juegos de mesa.

 

Postdata: Al registrarte en el Kriegspiel digital, para aceptar los términos y condiciones, el texto completo es el siguiente:

Under the pavement, the beach.

Bajo los adoquines, la playa - la famosa frase utópica y reivindicativa de Mayo de 1968). Y bajo esa única línea, la checkbox: [ ] I Accept these terms and conditions (Acepto estos términos y condiciones).

http://www.jugamostodos.org/images/stories/NoticiasMundo/2008/kriegspiel%20-%2003.jpg      Kriegspiel

 

¡Nos jugamos!

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras