Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

Eventos

La final del Heckmeck-WM 2007, el Mundial del juego Piko Piko el gusanito de Reiner Knizia, se celebró a finales de Febrero de 2008 en Munich. Antonio Martín Cunillera, el representante español, estuvo allí tirando dados gracias a Mercurio, y nos ha contado su experiencia. ¡Pasen, lean y vean!

No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2390/2388893285_954d85d58c_m.jpg” porque contiene errores.   No se puede mostrar la imagen “http://farm4.static.flickr.com/3112/2389724368_0708346436_m.jpg” porque contiene errores.

Desde verano de 2007 se han venido celebrando pruebas clasificatorias en distintos países: Alemania, Austria, Suiza... ¡y España! - Hay que agradecer sin duda alguna el esfuerzo realizado a Mercurio, la compañía editora del juego en castellano. En el resto de los países los torneos han sido organizados por la editora alemana del juego original, Zoch.

No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2410/2388893361_96edc72c18_m.jpg” porque contiene errores.
Mesa de regalos y premios del Mundial Piko Piko 2007. 

Piko Piko el gusanito es un juego de dados, espléndido en su modesta sencillez y que puede gustar a todo tipo de personas no acostumbradas a jugar a juegos de mesa. Los siete dados del juego muestran los números del 1 al 5 y un gusanito (en vez del 6). Hay que ir tirando y apartando los dados con un símbolo diferente tras cada tirada, con el objetivo de que la suma total de dados retirados permita obtener una de las piezas numeradas del centro de la mesa, que van del 21 al 36 y tienen un valor al final de la partida de 1 a 4 puntos. Tener al menos un gusanito en los dados es imprescindible para poder tomar una pieza y su valor numérico es también 5.

No se puede mostrar la imagen “http://cf.geekdo-images.com/images/pic117428_md.jpg” porque contiene errores.
 
El juego tiene además un toque maligno con el robo de piezas entre los jugadores de la partida, convirtiéndolo en un entretenido juego de azar, con una pizca de táctica, un poco de cálculo de probabilidades, y bastante de diversión en cada tirada de dados - Los juegos con dados siempe deparan alguna sorpresa y risas. Dirigido al público familiar dentro de la gama de pequeños juegos de gallinas de la marca Zoch, este juego de Reiner Knizia fue un éxito desde su publicación y ha sido editado en muchos países, incluyendo España en la edición de Mercurio titulada Piko Piko el gusanito (con un acertado título, por cierto. El nombre original es Heckmeck am Bratwurmeck que vendría a ser algo como Lío en el puesto de gusanos).
 
No se puede mostrar la imagen “http://cf.geekdo-images.com/images/pic303311_md.jpg” porque contiene errores.
La edición española de Mercurio. 

Para participar en el torneo mundial 2007, el sistema empleado por Mercurio en España fue el de realizar diversos torneos promocionales en distintas ciudades españolas. Había premios para todas las personas ganadoras además de la posibilidad de entrar en el sorteo para viajar a Munich junto con otra persona acompañante, como representación española en la gran final.

No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2152/1789770754_5970dcad00_m.jpg” porque contiene errores.
El torneo de Piko Piko en el Festival de Juegos de Mesa Córdoba 2007. 
 

El afortunado con el viaje fue finalmente Antonio Martín Cunillera, vencedor previo en uno de los torneos en Madrid. El 23 de Febrero, Antonio y su pareja Cristina estaban en la taberna Wirtshaus de Munich dispuestos a tomar todos los gusanos. Él mismo nos ha comentado su experiencia en la final del Heckmeck-WM 2007:

"El torneo se celebraba en una taberna típica de Baviera con lo que el entorno no podía ser más sugerente. Un establecimiento enorme con vigas de madera, decoración rústica y rubias camareras alemanas vestidas con trajes regionales capaces de llevar 5 jarras de cerveza de 1 litro cada una en cada antebrazo."

No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2211/2389722068_1027e56bf9_m.jpg” porque contiene errores.
Antonio y Cristina.
 
 
No se puede mostrar la imagen “http://farm4.static.flickr.com/3251/2389723816_6a41d838a6_m.jpg” porque contiene errores.
 Viandas al estilo alemán.
 
 
No se puede mostrar la imagen “http://farm4.static.flickr.com/3265/2388890667_17b3e53dc7_m.jpg” porque contiene errores.
Otros participantes, tomando fuerzas.

 

La fiesta de la final mundial de Piko Piko se desarrollaría de 15:00 a 22:00 horas, pero no sólo habría partidas y juego:

"El torneo empezaba sobre las cuatro así que llegamos un poco antes para poder degustar algunas de las especialidades de la comida alemana y coger fuerzas para la final. Después de comer salchichas con mostaza de miel picante (todo un descubrimiento por cierto) y una cerveza subimos al salón donde se celebraba el torneo."
No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2102/2388891095_77e4916c62_m.jpg” porque contiene errores.
Mr. Webber, de la organización de Zoch, explicando el sistema de puntuación. 
 
Para cuadrar los enfrentamientos de los cuadros de clasificación, hacían falta 3 personas más y los organizadores de Zoch sortearon esas plazas entre las personas acompañentes. Cristina fue una de las afortunadas, así que también pudo jugar la gran final.
"El torneo se desarrolló de la siguiente manera. Se echaron tres partidas en mesas de cuatro donde la gente iba cambiando y jugando entre sí en diferentes rondas. Al finalizar esas tres partidas se clasificaban para la gran final las cinco personas con mayor puntuación y se constituía una mesa para decidir al ganador del torneo a dos partidas."
No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2218/2389722988_c87fd3a658_m.jpg” porque contiene errores.
Antonio, jugando.

 

Las personas participantes eran un grupo muy heterogéneo, con edades desde los 8 años hasta más de 70. Un rango de edades que abarca todo el espectro familiar al que se dirige un juego como este Piko Piko de Reiner Knizia:

"Había desde estudiantes hasta ejecutivos, de hecho uno de los finalistas alemán hablaba castellano debido a sus frecuentes viajes de negocios a Cuba, pasando por todas las profesiones que puedas imaginar."
No se puede mostrar la imagen “http://farm4.static.flickr.com/3296/2389722506_18f6805cab_m.jpg” porque contiene errores.
Una mesa típica de juego: gente de distintas edades tratando
de conseguir el máximo número de gusanitos.
 

"Era bastante curioso la verdad porque una mesa de Piko Piko podía estar formada por una niña de 8 años, un estudiante de medicina, un empresario de hoteles y una jubilada de 68 años."
No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2294/2389722698_15b4f7012b_m.jpg” porque contiene errores.
Panorámica del torneo en plena ebullición. 
 

"No había un ambiente tenso para nada. Se veía claramente que era un montón de gente con ganas de divertirse y pasarlo bien. Si es verdad que a alguno se le escapa algún manotazo a la mesa o alguna maldición cuando los dados no salían como se quería o cuando se le robaba una ficha, pero siempre con una sonrisa y muy buen ambiente."
No se puede mostrar la imagen “http://farm4.static.flickr.com/3190/2389723054_5fed52eb6a_m.jpg” porque contiene errores.  No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2015/2389722908_f8ecbaace7_m.jpg” porque contiene errores.
Imágenes del torneo. 
 
 
 
Las fotos que ilustran este reportaje provienen del servicio de prensa de Zoch y las hemos obtenido gracias a Mercurio.
"Sí hubo gente de relaciones públicas de Zoch realizando fotos (...) para registrar el evento y publicarlas en su página web y revistas especializadas."
 
No se puede mostrar la imagen “http://farm4.static.flickr.com/3210/2389722354_d9b89e20df_m.jpg” porque contiene errores.
Cristina y Antonio.

 
Sorprendentemente, en las partidas no faltaron quienes no podían ocultar sus supersticiones: 
"La verdad es que sí había alguna persona con amuletos tales como dados especiales, llaveros o peluches de la suerte y hasta alguno que otro organizaba algún pequeño ritual del estilo froto el llavero, acaricio el peluche y luego tiro los dados."
Inlcuso en Alemania, siglo XIX, no escapamos de ciertas supercherías.
 
 
No se puede mostrar la imagen “http://farm4.static.flickr.com/3037/2388891417_45f11a9582_m.jpg” porque contiene errores.
Dados y gusanitos. 

 

Tras varias horas de juego, dados y comida, a la finalísima se clasificaron cinco personas. Jugarían las dos últimas y definitivas partidas.
 
"A nosotros no nos fue demasiado bien y conseguimos un discreto 14º puesto."
 
 
No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2256/2389723994_c0cd74e880_m.jpg” porque contiene errores.
Antonio recogiendo su diploma y su premio de consolación.
 
No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2119/2388892645_8c3012e3b6_m.jpg” porque contiene errores.
La gran final en juego...
 
No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2222/2388892841_61ede2ae60_m.jpg” porque contiene errores.
...con el público atento a cada jugada.

 
 
Entre las personas finalistas se incluía Dina Estelmann, la mujer de Leipzig vigente campeona del mundo de Piko Piko al obtener la victoria en la primera edición de este campeonato el año pasado. Dina se convertía pues en la gran favorita defendiendo título, pero...
"La ganadora fue una niñita alemana de unos 9 años."
2008-02-23 - Mundial Piko Piko - 25
June, ganadora del mundial, con su madre y el lote de regalos del premio. 

 

June Beckmann, Campeona del Mundo de Piko Piko 2007, es natural de la localidad alemana de Buxtehude y tenía exactamente 9 añitos. Hans Mostböck, representante austriaco de Viena, obtenía el subcampeonato, y Dina Estelmann (Campeona del mundo 2006 de Piko Piko) consigió el tercer puesto.

No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2095/2389723390_861a5e0d66_m.jpg” porque contiene errores.
Dina, June (con su madre) y Hans.
 
 
No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2381/2389724664_9faa028e53_m.jpg” porque contiene errores.
La mesa de premios y regalos. 

El ambiente festivo se mantuvo hasta el final de las partidas:

"De hecho me parece que hubo alegría general cuando se vió que la ganadora del torneo era una niña de unos 9 años porque se le veía muy contenta e ilusionada y a los demás nos inspiraba cierta ternura."

No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2264/2388892447_6717d9c1ab_m.jpg” porque contiene errores.
Regalos para tod@s al final de la fiesta. 
 
"Pues la experiencia en términos generales fue estupenda. Para terminar sólo reiterar nuestro agradecimiento a la gente de Mercurio y de Zoch que se han portado tan estupendamente con nosotros."
No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2124/2389723116_79c10765ab_m.jpg” porque contiene errores.
Las mascotas del torneo.

 

Nos sumamos a las felicitaciones a Mercurio, y expresando el agradecimiento a Antonio por compartir sus impresiones para este reportaje.

No se puede mostrar la imagen “http://www.jugamostodos.org/images/stories/Logotipos/mercurio%20-%2001.gif” porque contiene errores.

Zoch anuncia el 3er. Campeonato Mundial de Piko Piko que comenzará en verano de 2008. Avisados estamos..

Hasta entonces, nos despedimos con unas rimas humorísticas compuestas en honor a la mismísima final de Munich:

Cuartetos Piko Piko (con alguna licencia)
(Leer recitando)

Tiro dados y empiezo partida,
observando con asombroso pasmo,
y  con alegría y entusiamo.
cuatro gusanos de bienvenida.

Sigo tirando aunque sin acierto
y aunque el resto de tiradas no son buenas
saco un treinta y uno a duras penas
dejando a todo el mundo boquiabierto.

Ahora va el siguiente compañero,
un aleman gordote y rubicundo
que como lo más normal del mundo
me roba mi treinta y uno sin esmero.

Cuanta angustia y cuanta desdicha.
Lo bien que había empezado el juego
y aunque ya va de cerveza ciego
va el aleman, y me quita mi ficha.

Al cruel juego seguimos jugando,
entre cervezas las rondas van siguiendo
y perderé si no pongo remiendo
aunque parece que voy remontando.

La suerte me guardaba varios reveses.
En mi ultima tirada me aventuro
y se sella y acaba mi futuro,
tiro cuatro dados y saco cuatro treses.

He perdido, pero con entereza
y ahora haremos una fiesta
celebrando al ganador de esta gesta
con asado, salchicas y cerveza.

Antonio Martín.
 
No se puede mostrar la imagen “http://farm3.static.flickr.com/2044/2389724166_e8946f0222_m.jpg” porque contiene errores.
Antonio y Cristina, ¡gracias!

 

¡Nos jugamos!

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras