Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

Noticias

Organizado por el diario El Correo, el pasado día 14 de Noviembre en Bilbao se celebró un evento con el juego de cartas del Mus para establecer un record Guinness de particpación.

Mus

Los vizcaínos respondieron al reto con entusiasmo. / I. Pérez

 

La noticia en la propia web de El Correo:

2.300 muslaris revientan el récord Guinness

Bilbao arrasa la anterior marca de Móstoles al duplicar el número de parejas inscritas

15.11.10 - 02:47 -
SILVIA OSORIO | BARAKALDO.
 
El récord de mus ya está en casa. Como colofón a un año de celebraciones por su centenario, EL CORREO -con la colaboración de BBVA- desafió al Guinness e invitó a todos los vizcaínos a entrar en la historia del libro de plusmarcas más famoso y prestigioso del mundo: 'El Guinness de los Récords'. El objetivo era reunir al mayor número de personas jugando de manera simultánea y arrebatar así el preciado título a Móstoles, que en 2008 logró una buena mano al reunir a 512 parejas en la plaza de toros del municipio. El listón se superó con creces: un total de 1.146 parejas respondieron a la llamada y midieron sus fuerzas en el torneo de mus más populoso de todos los tiempos. Una cifra de órdago. La jueza de la organización 'Guinness World Records' con sede en Londres, Louise Ireland, verificó la gesta sobre el terreno.
El Pabellón 1 del BEC se llenó de muslaris dispuestos a formar parte de la hazaña. Tocó madrugar. Antes de las nueve de la mañana, cientos de entusiastas del popular juego de cartas se agolpaban en la puerta principal del recinto 'envidando' a la incesante lluvia que caía a esas horas sobre Barakaldo. Muchos de ellos eran jugadores experimentados y auténticos ases de los envites y los órdagos, que no dejaron pasar la ocasión de demostrar sus dotes sobre el tapete. Otros, más jóvenes, no se doblegaron ante los veteranos y demostraron que en la cantera vizcaína hay una buena hornada de jugadores.
Muchos llegaron con sueño, «pero con ganas», puntualizaba Íñigo Olarte. A él le había tocado trabajar hasta las cuatro de la madrugada en su bar de Galdakao. «He dormido sólo tres horas, pero no podía fallar a esta cita». Otros, más rezagados, como los asturianos Manuel Suárez y su inseparable pareja Javier Ingualzo, que casi no llegan a la cita después de haber recorrido más de 200 kilómetros desde Cabrales. «Hemos salido a las seis de la mañana. No conocíamos la zona y hemos tardado en aparcar», explicaba Suárez.
Doce kilos de amarracos
El director general de EL CORREO, Íñigo Barrenechea fue el encargado de dar el pistoletazo de salida al torneo y felicitar a todos los participantes por el gran éxito del certamen. «Hemos superado todas las expectativas posibles. Es impresionante ver el BEC abarrotado de muslaris y compartir con todos los vizcaínos este logro de algo tan nuestro como es el mus», subrayó. Él, gran aficionado al mus desde su época de universitario, se alió con el director territorial de la zona norte de BBVA, Vicente Mestre. «El poder de convocatoria ha sido espectacular. Hoy no sólo vence la pareja finalista. Ganamos todos», señaló.
La partida, sin embargo, se les puso cuesta arriba y cayeron a las primeras de cambio. «Los contrincantes eran bastante expertos y nos han tumbado nada más empezar. No pasa nada. Lo importante es disfrutar del ambientazo», reconocía Barrenechea. El director de EL CORREO, Juan Carlos Martínez, lo tenía claro: el insólito empeño se iba a alcanzar. «Forma parte del empuje y de la fuerza innata de los vizcaínos. Los órdagos son para ganarlos».
La colosal partida arrancó pasadas las diez de la mañana. Para esa hora, los jugadores ya estaban colocados en las mesas y con la baraja en la mano para iniciar la primera eliminatoria a tres partidas ganadas. La organización repartió un total de doce kilos de garbanzos para utilizarlos como amarracos.
Astucia, corazonadas, disimulo, miradas compenetradas... Toda la artillería musista salió a relucir sobre el tablero. Pero no siempre 'entra naipe' y una hora después, la mitad de las parejas quedaron eliminadas en el primer juego y se fueron a casa. Lances del juego. Ilusiones truncadas como las de la pareja formada por Erik Arranz y Alain Gordejuela, que se las tuvieron que ver, nada menos, que con los actuales campeones de Vizcaya. «Han sido imbatibles. No hemos podido hacer nada», se lamentaban con un rictus de amargura. Más fortuna tuvieron Fernando Arévalo y su hija Irumiñate, que disputaba su primer campeonato. Aguantaron el tipo hasta octavos de final. «Con empate a dos nos han lanzado un jugadón y no hemos tenido opciones. Me da pena por la chavala, que se ha llevado disgusto».
«Me enfadé con el marido»
Entre ronda y ronda, los muslaris aprovechaban para tomar un tentempié y recargar pilas en la cafetería del recinto, además de enlazar conversación con los compañeros de mesa. Ellos eran mayoría, pero la presencia femenina también fue numerosa. Izaskun Madarieta, que llegó desde Ea, fue la única mujer en pasar de octavos de final. Eso sí, sin su pareja de siempre: «Antes jugaba con mi marido. En un torneo nos enfadamos y no hemos vuelto a jugar juntos».
Como suele decirse 'mus es mus' y el campeonato lo gana el que se lleva la última partida. Después de superar once rondas y aguantar más de siete horas de intensas jugadas, el triunfo del torneo cayó del lado de los getxotarras Ángel Geijo y Juanjo Unda. Además de jugar a las cartas, los participantes aportaron su granito de arena. El dinero recaudado -4.584 euros- servirá para dar de comer a 200 indigentes que acuden a diario al centro de acogida Beata María Josefa, en la calle Hernani de Bilbao.
 
 
 
Y una entrevista a la pareja ganadora:
 

Ángel Geijo y Juanjo Unda

«El récord del mus es para toda la vida; el dinero no dura nada»

Los ganadores del mayor torneo del mundo, organizado por EL CORREO, reciben los 6.000 euros del premio

18.11.10 - 03:03 -
 

¡Nos jugamos!

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras