Otros artículos
Un micrófono abierto cuando no se espera ante Dionsio, ese responsable de Gamezone, basta para mostrar abiertamente que poco, muy poco, le importa el juego de mesa que debería ser su proyecto. Por si no estaba claro.

 En capítulos anteriores de este culebrón:


Gamezone mantiene su política de informar de formas indirectas y en ambientes totalmente propicios a su labor, donde las cuestiones problemáticas en su proyecto son obviadas.

Dionisio Rubio Gil, responsable de Gamezone, vuelve a aparecer en uno de los particulares vídeos de Forja y Desván, canal de Youtube habitual altavoz de Gamezone al principio de esta historia y que ahora ha vuelto a implicarse (tanto que usa el reclamo de HeroQuest en algunos vídeos sin relación directa con el tema) y cuyos conductores son declarados fans del proyecto HQ25. El vídeo, de factura peculiar e improvisada, está grabado en la tienda E-minis de Málaga, la empresa que distribuirá el producto de Gamezone en España.

Además de las alabanzas a las minituras, el vídeo se centra en cuestiones de negocios, anunciando Dionisio que el juego saldrá "en breve", que se abrira una preventa ("el crowdfunding digamos que se da por cerrado"), y que su producto tendrá un precio de venta al público final de 110 € (más elevado del insinuado hace meses - algo que tampoco extraña). Pero vamos a fijarnos con más detalle en lo que convierte las miniaturas en juego, las reglas.

Recordemos lo úlitmo que dijo oficialmente Gamezone sobre este asunto (a mediados de noviembre), por no remontarnos más atrás:

"Como veis, el reglamento básico está completamente listo (cierto borrador filtrado es de primavera) y las reglas heroicas (avanzadas) no andan lejos de estarlo también. Las aventuras están realmente avanzadas, y el trabajo que tienen pendiente es más literario que funcional.

(...)

No tendréis que esperar demasiado para volver a saber de nosotros. En unos días comenzaremos a publicar vídeos explicativos con los aspectos principales de las reglas así que, ¡resistid! La espera merecerá la pena."

Como apostamos, esos vídeos o expliaciones de reglas no han visto la luz.

 

En la aparición de hoy (no es posible denominarla entrevista), la mera cuestión de "¿Y las reglas?" que plantea un mecenas sentado como invitado a la mesa, se considera "pregunta chunga" y "a traición", entre risas. Después Dionisio afirma que "las reglas están terminadas".

Os resaltamos las palabras más destacadas de Dionisio, con nuevas contradicciones respecto anteriores informaciones:

"Lo que estoy terminando es con las aventuras, que es ahora mismo lo que... porque 100 aventuras, como que el día que dije que iba a hacer 100, como que fue... [risas] (...)"

"Y la cosa está que cuando todo esté terminado, pues, eh.. no se enseñará todo, es decir... ah... Sí, eso es. ¡Claro, cuando ya esté terminado lo compartirás! Pues no [risa]. Cuando esté terminado, cuando esté terminado, se probará con determinados grupos que todavía siguen a la espera, le echan una paciencia enorme." 

Añade Dionisio ahora que hay "grupos oficiales" de testeadores del juego; uno en Alemania, otro en Francia, dos grupos en Sevilla, y otro grupo de probadores en Granada compuesto por "anglosajones" (¿?).  Dice Dionisio que "todos ellos lo probarán todo a la vez" y que será así "para evitar historias raras como como hasta ahora". La partida de prueba del grupo de Granada "se grabará, igual que se grabarán las otras". A esos "grupos oficiales" suma un grupo de testeo relacionado con el foro heroquest.es, que será el primero en jugar.

Pero justo a continuación de hablar de esos grupos oficiales de testeo, en un momento en el que el conductor del vídeo se levanta de la mesa y la cámara le sigue, dejando de enfocar a Dionisio, el responsable de Gamezone comienza a hablar en confianza con el mecenas sentado a la mesa sin percatarse de que los micrófonos permanecen abiertos. Mientras las voces se amontonan en dos conversaciones simultáneas dentro y fuera de plano, se puede distinguir como Dionisio hace toda una clara y explícita declaración de intenciones de su proyecto:

"Con el tema de..., bueno, el tema de los grupos de prueba y todo eso, lo que es es mucho mito. Realmente un juego no necesita meses de testeo, ni un montón de gente."

"Cuando lees las reglas, en el... tu sabes que... mira... Un 80% del testeo es que... que lo leas libre, por así decir, que lo leas y digas... no me cuadra, esto no me cuadra, esto no me cuadra; vamos a probarlo. Es que en cuanto lo pruebes una vez te das cuenta."

Y justo antes de que vuelva el presentador del vídeo a la mesa, remata su discurso:

"Entonces, con los grupos y todo eso, la idea era... básicamente es una cuestión de cortesía".

Literalmente Dionisio dixit.

El personaje, fuera de cámara, muestra una inexperiencia absoluta y una ignorancia indefendible respecto la creación y diseño de juegos de mesa. No puede estar más equivocado ni más alejado de la realidad y de la voz de la experiencia de los auténticos autores de juegos.

En el caso de su falso HQ25 además habría que diseñar y probar con esmero todas esas aventuras (¡hasta 100!), que en teoría deberían equilibrarse e influir de forma recíproca en lo que deberían ser reglas de juego.

La única "justificación" sería que en su caso lo tiene más fácil, pues Dionisio no está creando un juego, sino que está copiando la obra de Stephen Baker, el autor del único y verdadero HeroQuest, y posiblemente "inspirándose" también en la labor de todas las personas aficionadas que han seguido ideando reglas y aventuras para el juego durante todos estos años.

Por otra parte el cinismo que muestra Dionsio y Gamezone respecto sus supuestos grupos oficiales de testeo, que van a jugar a un producto ya terminado, es evidente.

El negocio de Gamezone, toda una cuestión de cortesía.

Continuará...

 


 
Actualización (30 diciembre 2014):

La página web oficial del proyecto sigue con sus problemas, apuntando a redes sociales rusas o a cuentas en desuso. Lo peor es que siga engañando con su nombre: heroquesclassic.com.

 

Dionisio Rubio Gil, el responsable de Gamezone, reaparece en el podcast La Base Secreta para hablar de su HQ25. La entrevista es algo menos complaciente en comparación a otros medios en los que Dionisio ha elegido aparecer, pero aún así se echa en falta que los entrevistadores estuviesen informados en profundidad sobre los detalles y la historia del proyecto, pues en las repetidas ocasiones que Dionisio reinterpreta la realidad de lo sucedido, no responde o contesta de forma absurda negando anteriores hechos, no se le repregunta sobre los puntos en cuestión. Dionisio incluso se contradice en alguna ocasión dentro de la misma entrevista (por ejemplo al hablar de los derechos de HeroQuest como juego, libro o marca en los USA).
Dionsio habla, en su línea habitual, de poseedores de derechos de HeroQuest cuando sólo se está refiriendo a registradores de nombres de marcas comerciales. En otros momentos habla erróneamente de licenciar, alquilar derechos, o hasta de patentes, algo que es bien distinto y de las que Gamezone no dispone en absoluto sobre el juego. Es una incorrecta mezcolanza de conceptos, que en realidad un empresario como Dionisio debe tener muchos más claros de lo que da a entender aunque prefiera expresarse de formas ambiguas. Lo más significativo de su relato tal vez sea cuando reconoce que al inicio del proyecto su "preocupación" [sic] era Hasbro, cuando entonces daba a entender que tenía "amarrado y requeteamarrado" [sic] el tema de "derechos".
Dionisio repite durante la entrevista que la inexistente comunicación pública de Gamezone durante los pasados meses ha sido fruto de una política editorial decidida así desde en un principio (¡!). Llama la atención la cantidad de veces que Dionisio insiste sobre ello, pues lo cierto es que Gamezone sí manifestó al inicio de su proyecto y después repitió varias veces en sucesivas ocasiones, que su intención era informar de forma extensa a sus mecenas y al público en general.
Cuando es preguntado por el asunto clave de su producto pirata, Dionisio devuelve la pregunta: "Por derechos de autor, exactamente, exactamente... ¿exactamente qué entendemos?" y soslaya el tema poniéndose de perfil. No tenemos más que añadir si un supuesto editor moderno de juegos no es capaz de entender algo tan vital en los juegos de mesa (y en otros campos artísticos o de creación). Sobre Stephen Baker, autor del verdadero HeroQuest, el responsable de Gamezone mantiene con desvergüenza como único argumento su particular teoría de que no puede nombrar a alguien sin su permiso (aunque sí puede copiar su creación y su obra). Tambien cita de pasada su intento (por llamarlo de alguna manera) de contactar con él - Nada de esto es novedoso para quienes estén siguiendo este culebrón desde el principio.
"(...) por asi decir, revisitar, llamadlo como queráis, porque tiene muchos nombres y cualquiera es tan bueno, cómo no" (...)  "lo más parecido a un homenaje" (...)
El resto (mayoría de la entrevista) tampoco aporta novedades, entre asuntos técnicos, decorativos, propuestas de fechas de salida a la venta o regalos promocionales de una u otra, según el momento, miniatura. Pese a ser especialista en fabricación de miniaturas habla de una difícil producción (por ejemplo de unas miniaturas de arañas), comentando al respecto "Es un tema, ¿eh?".
Esta vez, sin micrófonos abiertos inadvertidamente, cuando Dionisio habla del misticismo del playtesting de juegos, no dice nada sobre meras cortesias.
Los juegos también tienen autores

 

¡Nos jugamos!

Jugamos Tod@s

You have no rights to post comments

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras
EDITORIALES de JUEGOS colaboradoras