Otros artículos

Sin más noticias de NSR.

Cuenta con CNT

Meses después del anterior capítulo conocido públicamente de esta historia, en diversos foros ha continuado un agrio debate, en algún caso con trabajadores de Nosolorol implicándose (a título personal), pero no hay más aclaraciones oficiales ni nuevas noticias de la insinuada contestación judicial de la empresa NSR hacia CNT por el comunicado inicial que destapó lo acontecido.

En el blog Satarichi se quería publicar una entrevista al ex-empleado de NSR afectado, pero las preguntas han sido respondidas por una abogada de CNT en representación del trabajador: ENTREVISTA AL EX TRABAJADOR DE NOSOLOROL (5 julio 2017)

_¿La cantidad de 30.000 € euros fueron para la seguridad social o fue por el tiempo que trabajó para ellos estos 3 años?
_Esa cantidad fue la sanción interpuesta por la administración como consecuencia del tiempo que la empresa estuvo aplicando el Convenio colectivo estatal de Oficinas y Despachos, en lugar del correspondiente Convenio colectivo estatal de Artes gráficas, manipulados de papel y cartón, editoriales e industrias auxiliares, con una catalogación salarial algo superior. Sumado al hecho de que la práctica totalidad de la plantilla se señalaba como auxiliares administrativos (categoría última del primer convenio), en lugar de sus categorías profesionales correspondientes del segundo (ilustradora, diseñadora gráfica, correctora, traductora, etc), situadas en puestos muy superiores en la tabla salarial.
A mayores salarios mayores cuotas a la seguridad social, una cantidad que hubo de ajustarse conforme a los pagos hechos por la editora Nosolorol entre junio de 2015 cuando realizó sus primeras contrataciones y septiembre de 2016, momento en que la inspección sancionó la inaplicación del convenio.

_¿Qué secuelas físicas le quedaron?
_En 2015 nuestro afiliado sufrió una lesión producto del agotamiento, el sobreesfuerzo y la negligencia de las tareas que se le encomendaron, la mudanza del stock de la editora.
La lesión en la musculatura de cuello y hombro que afecto a nivel óseo, resultó en una escoliosis cervical y una rectificación cervical, así como una fibrositis en la musculatura de cuello y hombro producto de una contractura aguda. Tras 5 meses de rehabilitación fue dado de alta por la lentitud de su mejoría. Los dolores y las molestias que estas lesiones causan, lamentablemente son crónicos.
Por otra parte el estrés acumulado de un proceso tan largo y duro ha generado trastornos en el sueño, que han derivado a su vez en apneas respiratorias y distensión palpebral.

_¿Algún testigo que pueda decir si trabajo con ellos?
_Nuestro afiliado desempeño sus labores en las oficinas de Nosolorol Ediciones S.L. entre primavera de 2014 y verano de 2015, cualquiera que pasara por la oficina es susceptible de haberle visto allí desempeñando sus labores. También frecuentó diferentes eventos temáticos en representación de la editora (Tierra de Nadie 2014, Expocomic 2014, Fiesta de Vampiro, presentación y firmas de Blacksad y otras jornadas de menor calado), que han dejado multitud de evidencias en forma de fotografías y menciones en redes sociales, e incluso medios de información.
Después de ese periodo, y tras una baja médica comenzó a trabajar desde casa desde últimos de octubre de 2015 hasta marzo de 2017, periodo en el cual debía personarse regularmente en las oficinas. Cualquier persona pudo verlo en cualquiera de esas visitas.
Así mismo es nombrado por directivos en entrevistas como Responsable de Logística en 2015.

_¿Entonces los denunciaste por la vía legal?
_Ante las negativas recibidas por el afiliado ante sus peticiones de solucionar la situación, CNT intervino de forma amistosa. Ante las negativas recibidas también por el sindicato de Artes Gráficas, se interpuso a la editora una inspección de trabajo como medida de presión negociadora. La negativa a resolver la situación de forma amistosa continúo siendo patente, de modo que se acabó interponiendo numerosas demandas a continuación, entre primavera, verano y otoño de 2016 en orden de urgencia según sus plazos legales de reclamación.

_¿Que decían para que quitarais las denuncias?
_El trato recibido por nuestro afiliado fue empeorando a medida que se reclamaba, la editorial subió el tono de hostilidad numerosas veces siempre como única respuesta, algo que se volvió muy desagradable cuando nuestro afiliado tuvo que cogerse la baja por depresión y ansiedad laboral. Socios y empleados dejaron de hablarle, aunque los socios aun intentaban el chantaje emocional en sus visitas al llevar partes o por medios telemáticos.
Después de la notificación de la primera demanda, y después de las muchas negativas a mejorar su situación y la situación hostil, recibió un correo del director general diciendo que esa denuncia acababa con la confianza (no mencionó las negativas a contratar, pagar justamente, conceder vacaciones, reconocer la labor, las mentiras sobre solvencia o las amenazas de despido si “seguía reclamando”).
Durante los procesos de juicio, la editora presionaba para aceptar un despido y una indemnización ridícula. La primera vez ofrecieron 33 días por año trabajado, sobre un contrato que apenas tenía 3 meses de salario mínimo, a pesar de que nuestro afiliado llevaba por aquel entonces alrededor de 2 años sin haber percibido salarios completos nunca y tener numerosos meses de impagos.
En la negociación previa a juicio en la que se llegó al acuerdo, los 2 socios presentes fingieron un gran pesar por la situación y dijeron hallarse en quiebra económica ante nuestro afiliado, un delegado de sección y yo misma, para convencerle de aceptar el despido y una cantidad muy inferior a la adeudada a cambio de retirar todas las demandas.


Para conocer el inicio de este asunto:

- CNT contra 3 años en Nosolorol (4 abril 2017)
- CNT contra 3 años en Nosolorol (II) (7 abril 2017)
- CNT contra 3 años en Nosolorol (III) (19 abril 2017)


 ¡Nos jugamos!

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras
EDITORIALES de JUEGOS colaboradoras