Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

Reseñas

Chaos Marauders es un juego de Stephen Hand originalmente publicado en 1987, víctima de su época y sus intenciones. La nueva edición de 2009, volcada al mundo Warhammer, no consigue que el juego gane en interés.

Chaos Marauders

 

Chaos Marauders (merodeadores del caos) es otro de los juegos de mesa de la británica Games Workshop que tras años de abandono, ha vuelto a la vida en los últimos meses con la ayuda de la compañía estadounidense Fantasy Flight. Ya hemos hablado repetidamente de esta nueva oleada de regreso de juegos de mesa Games Workshop (por ejemplo aquí la últma vez), que a España nos están trayendo casi en su totalidad entre Devir y Edge.

Algunos de estos antiguos juegos han sido revisados y modernizados en su reglamento. En Chaos Marauders hay algunos cambios menores en su nueva edición, pero se mantienen las reglas originales de un juego centrado en el azar de sacar cartas de la baraja.

 

Chaos Marauders


Chaos Marauders no se publicó en España en su primigenia versión (aunque sí se jugaron algunas copias en inglés por estas tierras). Ahora en su nueva encarnación ha sido publicado en castellano por Edge, con la habitual web oficial: Chaos Marauders, en castellano).

Su autor es Stephen Hand, creador de varios juegos hace décadas y entre los que ha sido publicado recientemente en España La Furia de Drácula.

Los cambios de la nueva edición de Chaos Marauders son principalmente que la baraja es de 110 cartas (la antigua versión eran 112), se incluye sólo un tablero de línea de batalla por jugador (3 en el original), cada ínea de batalla es de 12 espacios (eran 16 antes) lo que también implica el cambio de la puntuación de algunas cartas), y se han cambiado los efectos de un par de cartas para hacerlos menos lesivos. Nada de esto afecta en verdad al juego en sí.

Chaos Marauders  Chaos Marauders

Chaos Marauders
La edición original de 1987, con ilustraciones de John Blanche.
 

El cambio más apreciable es el estético, con ilustraciones de Christopher Madura. Sorprende el nuevo aspecto de las cartas, pues lo que se ve dibujado en ellas son miniaturas de Warhammer hasta con las peanas incluidas.

Chaos Marauders
Las cartas no muestran orcos, muestran miniaturas de orcos de Warhammer con peanas.

 

Esto denota el deseo de Games Workshop de integrar todos sus juegos en la línea Warhammer (el juego de miniaturas de creado por Bryan Ansell, Richard Halliwell & Rick Priestley en 1983  y cuyo negocio mucho ha evolucionado desde entonces). Se quiere representar con las cartas un ejército de miniaturas combatiendo al estilo de Warhammer, pero el aspecto conseguido en las mismas por este interés comercial no es precisamente muy bonito.

 

Chaos Marauders

 

Los componentes del juego son una baraja de cartas, un dado (o Cubo de la Devastación, para los cambates y alguna carta de efecto especial) y unos marcadores para cada jugador (que sirven para señalar las cartas sometidas al poder de algún efecto de otra carta).

Chaos Marauders


Caa persona en la partida, de 2 a 4 (empieza la partida aquella con más ropa verde),  dispone de un tablero de línea de batalla con 12 espacios para cartas. Justo por encima y por debajo de este tablero se pueden formar otras líneas de batalla, hasta un total por tanto de tres.
 
Todas las cartas muestran a orcos, más algunos inútiles goblins, dispuestos para una supuesta batalla contra los enanos (ambientación Warhammer), pero son tan indisciplinados y camorristas que las distintas formaciones del propio ejército orco se pelearán entre ellas.
 
Chaos Marauders
 
 
La mecánica de juego es simple: En tu turno sacas una carta del mazo.  Si es de ejército "normal", la colocas en una de tus líneas de batalla. Si es una carta con algún efecto especial, lo ejecutas y acaba tu turno. En el juego hay cartas de diversos colores (de ejército, de botín, de efectos). Las cartas de ejército se reparten en distintas facciones distinguidas por símbolos. Si robas una cartas de un símbolo que ya tenías, también acaba tu turno.


Chaos Marauders

 

La partida finaliza cuando alguien complete sus tres lineas de batalla. Una línea de batalla está completa si tiene al menos 5 cartas (el máximo es 12), comienza con un estandarte y finaliza con un músico.

 

Chaos Marauders   Chaos Marauders
Al principio, un estandarte. Al final, un músico.

 

Cuando se completa una línea de batalla, se puede atacar inmediatamente otra línea de batalla de menor fuerza, pudiendo eliminar algunas cartas de su formación. El resultado del atque lo dicta el dado, con 1/6  de probabilidad en contra del atacante.

Algunas cartas de ejército están incompletas por sí solas y se necesita de tres cartas para completar una de estas máquinas de guerra - pero que puedas coneseguirlas o no, depende más de la suerte de sacarlas del mazo en tu turno que de alguna otra habilidad propia.

Las reglas del juego son sencillas y están bien detalladas en el manual del juego  que por si fuera poco incluye un segundo cuadernillo de referencia del uso de las cartas, cuyos efectos especiales se superponen a las reglas generales con frecuencia.

 

Chaos Marauders

 

Las decisiones son muy sencillas en Chaos Marauders - y pueden influir bien poco en tu devenir en la partida. Irás robando cartas (hasta que finalice el turno) y colocándolas en las líneas de batalla, situando cartas de fuerza (para los ataques) y de tesoros (para puntuar), colocando los estandartes y músicos para cerrar las formaciones según el tamaño que desees. Cuando te toque una carta de efecto, se la echarás al rival que más te apetezca. Claro que sólo podrás actuar en función de la carta que cada vez robes del mazo.

El juego es caótico y eso puede ser divertido - si te gustan los juegos con mucho fastidio a los demás, algo incontrolables, y con vuelcos constatantes e imprevisibles de la situación. La suerte de unas y otras líneas de batalla según se van sacando cartas será muy cambiante.

 

Chaos Marauders
Pensando en qué hacer con una carta, dilema habemus...


Chaos Marauders es un juego recordado con nostalgia, como casi todos los juegos de hace más de 20 años publicados entonces por Games Workshop. Pero en este caso los años no han pasado en balde.

Hay opción de divertirse con Chaos Marauders y que pueda servir de entretenimiento sólo si se toma muy poco en serio, no se alarga la partida y se procura que haya muchas risas mientras se juega. 

Por su aspecto de miniaturas en cartas, pareciera que con esta nueva edición de Chaos Marauders se quisiera atraer hacia el juego de mesa al público jugador de Warhammer (o tal vez llevar jugadores del juego de mesa hacia el Warhammer de miniaturas), pero esto se podría hacer con mejores juegos.

Chaos Marauders

¡Nos jugamos!

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras