Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de la navegación y para estadísticas

En los medios
En la Feria de Granollers, el lugar en el que habia más juegos de mesa no era la carpa de la Feria Jugar x Jugar, era el stand del sexshop en la carpa comercial. Y es que existe una cantidad ingente de juegos de mesa sexuales - que como juegos de mesa casi no merecen el nombre; tienen una calidad pésima, pero claro, persiguen otros objetivos: son mera excusa para animar la vida de pareja, o de grupo, sugiriendo diferentes prácticas eróticas.
 
En el blog Cama Redonda, escrito por Josep Tomás en la web de ese particular diario que es El Mundo, se hacían algunas recomendaciones de juegos de mesa eróticos para las vacaciones de la semana de pascua.
 
FrenchKiss

 

El artículo se titula: Juegos de mesa sexuales.

6 de abril de 2009 - Josep Tomás

Dentro de cuatro días, vacaciones de Semana Santa. Algunos de vosotros, según la zona que escojáis para pasar estos días de asueto, tendréis que hacer frente a más de una inclemencia meteorológica. La primavera es lo que tiene: es imprevisible. Si el tío Murphy así lo quiere, tendréis que resguardaros de la lluvia y el frío en vuestros apartamentos u hoteles, mientras pensáis en cómo pasar el rato. Ojo, que no es lo que deseo, a pesar de no tener vacaciones. Sin embargo, cada año pasa lo mismo. Uno, que otra cosa no, pero positivo lo es un rato, siempre piensa que, aunque caigan chuzos de punta, salir de la rutina y cambiar de escenario vital, aunque sea un par de días, es mejor que nada. O sea, felices vacaciones a todos pero, por si las moscas, yo que vosotros incluiría en la maleta algún que otro juego de mesa. De los de toda la vida, o erótico. Da igual.

Personalmente nunca he tenido mucha fe en la efectividad de estos juegos a la hora de reflotar vidas sexuales instaladas en la rutina y el aburrimiento. Sin embargo, no dejan de salir al mercado nuevos juegos de mesa de inspiración erótica y, si mucha gente los compra, buena señal. Por probar no se pierde nada. Aunque hay quien los usa en pareja, la mayoría de ellos están pensados para grupos más numerosos. Ni que decir tiene que, antes de organizar una partida de 'French Kiss' o un strip-póquer rupestre con otras parejitas de amigos, es mejor establecer ciertos límites si no queremos acabar la velada con una huida precipitada del lugar de los hechos, de morros y con un disgusto que durará varios días. O semanas... O quizás, gracias al erotismo desatado y provocado por el juego en cuestión, descubrimos las bondades del intercambio de parejas y el mundo swinger y le damos una nueva dimensión al concepto de amistad. Todo es posible.

Los fines de semana, muchas parejas optan por enviar sms a programas como 'DEC' o 'La noria' para comunicarse entre ellos, uno en el dormitorio, el otro en el salón viendo la tele. Ya sabéis, los clásicos "cari, bente pl kama ya" (sic), "tigreton, que bien te keda el pijama" y otras procacidades ortográficamente pornográficas.

http://estaticos01.cache.el-mundo.net/elmundo/imagenes/2009/04/06/1239004306_extras_ladillos_1_0.jpgEl 'sábado, sabadete', el 'teto', la 'piragua' (que como todo el mundo sabe, es como el teto pero bajo el agua) o el enternecedor "verdad o consecuencia" de nuestros días de adolescencia, han encontrado en los nuevos juegos de mesa eróticos unos dignos sucesores para desbocar la libido de más de uno. Aquí tenéis algunos de los más destacados:

Para grupos y colectivos rijosos, 'French Kiss' es el más adecuado. Hay que formar pareja, no necesariamente la oficial, con lo que el lío está asegurado. Para las parejas, la oferta es mucho más extensa. 'Nuevo pacto de amor' o 'Enamorados', proponen cambios de rol y situaciones sexualmente comprometidas. Insisto en que la vida suele proporcionar más sorpresas y experiencias más extremas, sin necesidad de acudir a según que antros de perdición para conseguir una noche de acción. En cualquier caso, también las parejas gays tienen su jueguecito erótico en 'Exxxtasy'. Me ha llamado poderosamente la atención ver que el objetivo final del juego es "terminar sin conseguir un orgasmo". No sé. ¿Para qué jugar, pues? Si alguno de vosotros ha jugado a dicho éxtasis, en el foro nos podéis contar qué tal y si es tan complicado resistirse a experimentar orgasmos inusitados.

Además de los juegos de mesa inspirados en el Monopoly, la Oca o el Parchís, siempre podéis optar por alternativas lúdicas clásicas como el baile en barra fija, instalada en el salón (entre la tele y la mesita para poner los pies) o el dormitorio, o este simpático juego llamado 'Bedroom boogie game'. Para hacer el tonto encima de la cama. Bailando.


 

¡Nos jugamos!

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras
EDITORIALES de JUEGOS colaboradoras