Otros artículos

Wonderdice reacciona mal y peor. El autor François Bachelart exige que se detenga la comercialización de su juego robado.

Los juegos también tienen autores

Continuamos el relato del affair Nostromo en el que la editorial francesa Wonderdice pretende vender un juego de mesa creado en origen por François Bachelart, pero sin haber contado con él. Toda la información del comienzo de esta fea historia está aquí: Robo de ideas en Francia (L'affaire Nostromo) (18 abril 2018).

La editorial colgó este mensaje en redes sociales (20 abril 2018 - en inglés), después eliminado:

Hola a todos,
Ante todo, lamento el retraso de nuestra respuesta, hemos preferido tener una mejor visión antes de hacer un comunicado oficial.
Nos entristece la situación y estamos sorprendidos por lo que está pasando alrededor del proyecto de Nostromo. Sinceramente esperamos hacer lo correcto en esta situación por lo que contactamos con François Bachelart al principio de esta campaña, para clarificar las cosas y ver lo que podíamos hacer juntos.
En vista de la situación más allá de nuestro control con la que tenemos que lidiar desde antesdeayer, no hemos tenido la oportunidad de tener un verdadero diálogo con François y pensamos que es importante enfocar el asunto con calma con él.
Es obvio que estamos totalmente en contra del plagiarismo, especialmente dado que el ambiente de los juegos de mesa es un medio que amamos y respetamos. Los autores de juegos hacen un gran trabajo y es importante para nosotros que se valore y sea pagado.
Seguiremos informando de los siguientes pasos
-Aldébaran Geneste

La web francesa Ludema ha entrevistado al autor François Bachelart y con mucha más extensión a los dos responsables de Wonderdice, Aldébaran Geneste y Nathanaël Elivic, con un vídeo en francés: L'affaire "Nostromo" : Les interviews de François Bachelart et des fondateurs de Wonderdice (23 abril 2018).
En la entrevista a los editores, aunque intentan minimizar todo, queda clara su mala praxis y hasta su mala conciencia con la cultura de los juegos de mesa.

Ludema
Los responsables de Wonderdice.


François Bachelart ha reaccionado a los acontecimientos y al vídeo de Ludema con la siguiente declaración, contestando directamente a varios comentarios vertidos en el vídeo por la pareja responsable de Wonderdice (24 abril 2018 - en francés):

Queridos amigos,
Sobre el caso Nostromo.
He visto información que indica que he llegado a un acuerdo con Wonderdice.
¡No hay nada de eso! No he firmado nada, no he aceptado nada hasta ahora... aunque hubiera abierto la puerta a la negociación.

No tengo nada que ocultar, así que aquí estoy ahora:

[Tras destaparse el asunto] En la primera llamada [de Wonderdice], me ofrecieron dos cosas:
1- Poner en los créditos de las reglas: "según una idea de François Bachelart"
2- Me proponían desarrollar con ellos otro juego, si este primero fuese un éxito...

Es muy molesto ser un mono al que le lanzan un puñado de cacahuetes.
Pero permanecí tranquilo y sereno siempre en la idea de encontrar un terreno común, así que hice avanzar la conversación... pero empezaron con exclamaciones cuando hablé de "dinero" porque por supuesto, ¡es bien conocido que los autores no son más que personas apasionadas que pueden vivir solo con cartón pluma y pegamento!

Tras varios intercambios y una evolución progresiva de las condiciones, he recibido un principio de acuerdo "redactado" por el equipo WD. El contenido de este borrador me ofrecía el equivalente de un contrato de derechos de autor (sin esta denominación), una mención en la caja del juego "según una idea de François Bachelart" (se negaron a mencionar: "Autor: François Bachelart") y un adelanto de lo que podría ganarse en las ventas.
Todo esto a cambio de mi silencio y cualquier comentario que pueda dañar la reputación de Wonderdice.
Este documento se fue al despacho de mi abogado que tuvo que corregir todo este pasado lunes (ortografía, gramática y desenfoque legal, y otros errores que un jurista no podría cometer). La ausencia de su número RCS [Registro de comercio y Sociedades en Francia] le preocupa mucho... Por tanto pedí el número de RCS de la estructura comercial del sr. Genest a petición de mi abogado hace más de 24 horas y todavía sigo esperando. ¿Tienen una empresa comercial? Ése es otro problema.

En fin, he intentado seguir el camino de la negociación con el equipo de Wonderdice.
A pesar de todo, esperaba una propuesta más interesante al final. O por lo menos más interesante que un contrato clásico, lo que en mi opinión era lo mínimo que podían hacer.

Dos acontecimientos adicionales me han llevado a poner fin a las negociaciones:
1- Una llamada agresiva el domingo a mediodía de Nathanaël destinado a hacerme firmar su cutre borrador. Un contrato que tiene por objeto hacerme callar y aceptar sus propuestas...
2- El video publicado hoy... [en Ludema]

No voy a comentarlo punto por punto... está lleno de mala fe e inexactitudes. Por ejemplo, Aldébaran no me envió un correo electrónico antes o en el momento del lanzamiento de su "campaña" como él dice, sino después de que se encontraron con los problemas con la comunidad lúdica. El mail (que he conservado), con fecha del martes 17 de abril a las 10:28 (por lo menos yo sí soy preciso). Y me venía a decir que yo sería casi responsable por el hecho de que mi juego salga sin mi participación, ya que no volví a ellos... ¿¿¿Cómo podía adivinar que en los últimos dos años un grupo de individuos desarrollaban mi prototipo para él???

Ya no tenía ganas de trabajar con Wonderdice antes, ¡pero a la vista de este video, mucho menos!
Me encontraría obligado a trabajar con gente a quienes no creo. Que incluso pescados con la mano en la bolsa siguen en total negación  (o casi). Que me obligarían a trabajar con ellos porque se llevaron mi prototipo. Que a cambio de mi silencio me proponen un anticipo sobre las ventas y un contrato de un nivel de remuneración inferior a los que ya conozco con verdaderos editores. Que se quejan de no tener capital. Que son de un nivel pbre de aficionados y que se creen más listos que los demás. ¡No, y no!
Y hacer creer que al desarrollar mi juego, acaban con un juego diferente que no me pertenece, es muy fuerte.

Trabajando con el equipo de Edge Entertainment en mi próximo juego, la versión final que estará pronto en producción es muy diferente de mi prototipo creado 6 años antes.
El trabajo de desarrollo de un juego es capital y puede ser muy largo. Gilles, Stéphane y Hervé han pasado muchas horas conmigo trabajando en la bestia y agradezco su AMABILIDAD y profesionalidad. Ídem para el equipo de Lumberjack que está terminando conmigo un juego en el universo de La Petite Mort y las horas de trabajo para desarrollar el concepto son ya incontables...
Wonderdice desarrolló Nostromo. Tienen que trabajar, supongo, contratando a un ilustrador, pueden pagar la licencia; vale, pero se olvidaron de trabajar con el autor. El hecho de proponer una retribución en el marco de un borrador de acuerdo es una prueba adicional evidente que reconoce haber trabajado sobre las bases de mi prototipo (hasta lo dicen en el vídeo).

Así que no, señores, el hecho de que hayan marcado diferencias en el desarrollo de un prototipo no significa que el juego final les pertenece, no han entendido nada.
Si lo dejamos pasar, todos los editores podrían hacer lo mismo. Lo sabía desde el principio, pero también esperaba que Wonderdice entendiera la gravedad de sus actos y que los asumieran.

Por lo tanto, pido oficialmente a Wonderdice, o más bien al equipo que parece trabajar sin estructura alguna, detener inmediatamente la comercialización del juego Nostromo.

Doy las gracias a toda la comunidad lúdica, a los jugadores, a los autores, a los editores, por haber reaccionado y a seguir respondiendo, ya que esto afecta a todos los actores del sector, sobre todo si el equipo Wonderdice sale de rositas.
Amigos jugadores, fasn de Alien, no les tiraré piedras si compran este juego, pero sepan que detrás de todo esto hay un autor, fan al igual que ustedes de Alien, que denuncia el uso abusivo de su trabajo y que podría no tener relación alguna con el proyecto.

En la entrevista en Ludema los responsables de Wonderdice quieren quitar importancia a su actuación y tienen unas palabras de crítica para Bruno Faidutti, un autor de amplísima experiencia a todos niveles en el mundo lúdico. El propio Bruno también les ha contestado (24 junio 2018 - en francés):

Mis comentarios sobre los pasajes de la entrevista de Wonderdice en los que soy personalmente puesto en tela de juicio:
El comunicado de SAJ no me ha "caído en las manos" y no lo he transmitido "en un arrebato". Soy uno de los miembros de la junta de la sociedad de autores de juegos SAJ, y participé en el largo debate en el que se sopesaron los términos de este comunicado. También es por eso que yo lo publiqué en Boardgamegeek, ya que la SAJ no tiene allí una cuenta específica.
La SAJ no es un tribunal de justicia, es una asociación de autores que defiende los intereses de los autores, sobre todo cuando se ven perjudicados, lo que obviamente es el caso aquí. Esto no impide que la SAJ tenga, que yo sepa, muy buenas relaciones con la UEJ [Union des Éditeurs de Jeux], la unión de editores de juegos.
Hasta ahora no había publicado nada sobre este asunto a título personal, ya que me he limitado a transmitir la posición colectiva de la SAJ. No tenía hasta ahora razón para tomarme la molestia de telefonear al sr. Geneste.

Actualmente Wonderdice ha eliminado de la red la web del proyecto desde donde pretendía hacer las preventas del juego Nostromo.

Los juegos también tienen autores


La UEJ (Union des Éditeurs de Jeux - Unión de Editoriales de Juegos de Francia) también ha emitido un comunicado a causa del affaire Nostromo (25 abril 2018):

Debido a un asunto reciente, debemos aclarar que la UEJ no tiene vocación de intervenir en los conflictos entre una autor y una editorial.
No obstante, porque es consciente de la importancia de la relación entre los autores y las editoriales, la UEJ afirma que la creación de juegos de mesa es una obra creativa protegida por la propiedad intelectual.
Normalmente, esto implica un reconocimiento de la autoría del juego, una remuneración proporcional y una definición clara de los derechos de representación y explotación.
Dentro de SUEJ este tema nos preocupa profundamente y estamos trabajando en una comisión dedicada (Libro blanco de derechos de autor, relación con la SAJ, ...)
Invitamos a todas las editoriales a unirse a a nosotros para reflexionar sobre este tema.
Firma: Los miembros del Consejo de Administración de la UEJ.

UEJ


El autor Burno Faidutti publica (29 abril 2018) un artículo en su web titulado: Plagiats, copies, influences, coincidences (Plagios, copias, influencias, coincidencias).
El último párrafo es el siguiente (adaptado al castellano desde el francés original):

(...)
Desconfío profundamente de personas que se cuestionan continuamente si lo que están haciendo es legal o no. Si se preguntan a sí mismos esa cuestión, normalmente significa que ya saben que lo que hacen es moralmente incorrecto, lo que debería ser razón suficiente para dar marcha atrás. Traer más legislación y formalismos a la creación de juegos de mesa es probablemente una falsa buena idea. Simplemente necesitamos mantener lo que ya tenemos, un ethos colectivo hecho de honestidad e inteligencia - que tiene muchas veces poco que ver con las leyes. El reciente affaire Alien / Nostromo y la sana forma en que el pequeño mundo lúdico ha reaccionado, es una buena medida de ello, y sinceramente desearía que eso fuera suficiente.


¡Nos jugamos!

 

Jugamos Tod@s

Regístrate para enviar comentarios

TIENDAS de JUEGOS colaboradoras